La Procuraduría General de la República (PGR), emplazó a los exgobernadores priístas de Tamaulipas, Tomás Yarrington Ruvalcaba y Eugenio Hernández, para que en un plazo no mayor de 90 días demuestren los bienes que les fueron decomisados por delitos contra la salud.

La dependencia dio a conocer su solicitud a través de un edicto publicado en un periódico de circulación nacional, según el cual a los exgobernadores les fueron incautados inmuebles, cuentas bancarias, computadoras y hasta ganado.

De acuerdo con información de Excélsior, a Yarrington le fue decomisada una isla, conocida como Frontón y localizada en costas del estado de Veracruz, que adquirió a través de prestanombres.

PGR dijo que los exejecutivos locales y otros ocho presuntos prestanombres deberán comprobar dichas propiedades, de lo contrario pasarán a manos del Estado.

En agosto, la dependencia federal informó que emplea todos los mecanismos para complementar la orden de aprehensión que dictó un juez federal contra el ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, por delitos contra la salud en su modalidad de fomento, cuyo paradero se desconoce.

apr/ Con información de Excélsior