Luego de que la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados regresará a la Comisión de Justicia el dictamen de reforma a la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República —que se pretendía votar ayer en el pleno— dicha comisión decidió detener la discusión hasta el día de hoy, ello debido a los desacuerdos entre los integrantes de la agrupación, además de buscar que las organizaciones sociales sean escuchadas.

Cabe señalar que el PAN impugnó la intención de someterlo a votación en el pleno, ello porque un día antes el proyecto alcanzó una mayoría simple, el reglamento obliga a someter los dictámenes cuando en comisiones alcancen una mayoría absoluta, por lo que el dictamen regresó a la comisión, en donde la minuta deberá avalarse por dos terceras partes.

Previamente, integrantes del Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México (MNDM), plantados a las afueras de la Cámara de Diputados, exigieron a los legisladores a “romper el pacto con la impunidad” y llamar a cuentas al fiscal general Alejandro Gertz Manero, antes de someter al pleno el dictamen de la nueva Ley de la Fiscalía General de la República (FGR).

En representación de 74 colectivos de familiares de personas desaparecidas, la agrupación llamó a no aprobar el dictamen de dicha ley por considerar que va “en detrimento de los derechos de las víctimas y de la impostergable necesidad de generar estructuras eficaces de combate a la impunidad”.

Mientras que Martha Tagle y Lorena Villavicencio, diputadas de Movimiento Ciudadano (MC) y Morena, que votaron en la víspera en contra del dictamen en la Comisión de Justicia, también alertaron una vez más de los riesgos que representa la aprobación de esta reforma que busca modificar 68 ordenamientos legales.

maritza.perez@eleconomista.mx