Un juez federal ordenó la inmediata libertad de las dos mujeres que sobrevivieron a las ejecuciones extrajudiciales cometidas en junio por soldados en una bodega de Tlatlaya, Estado de México.

El Juzgado Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, Estado de México, dio a conocer que en la causa iniciada en contra de sendas mujeres por los hechos en los que perdieron la vida 22 personas en el municipio de Tlatlaya, decretó el sobreseimiento de la causa y ordenó su inmediata y absoluta libertad.

Lo anterior fue decidido debido a que durante la audiencia final, el agente del Ministerio Público de la Federación presentó conclusiones no acusatorias en favor de ambas.

Ambas mujeres son civiles que estuvieron presentes en los hechos ocurridos en el mes de junio del 2014, en Cuadrilla Nueva, comunidad San Pedro Limón, municipio de Tlatlaya, Estado de México, donde perdieron la vida 22 personas que se encontraban en el interior de una bodega.

De acuerdo con información que dio a conocer el ex titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Raúl Plascencia, las muchachas no eran parte del presunto grupo criminal al que pertenecían los 22 muertos.

Según una investigación de la comisión, ambas fueron torturadas y agredidas sexualmente por funcionarios estatales para que validaran una versión falsa dada por el Ejército en el sentido de que hubo un enfrentamiento.

[email protected]