La turística ciudad de Acapulco, vivió este sábado una nueva jornada violenta con al menos ocho asesinatos registrados sólo entre la madrugada y la mañana, informó una fuente de la fiscalía del estado de Guerrero.

Según dicha fuente, que pidió mantener el anonimato, poco después de las 4 hora local fueron encontrados los cuerpos de cuatro personas asesinadas en el interior de un vehículo abandonado en una salida de la localidad, situada en Guerrero, unos 400 kilómetros al sur de Ciudad de México.

Los cadáveres presentaban un impacto de bala cada uno en la cabeza y tenían las manos y los pies atados, mientras que a un lado del vehículo se encontró una cartulina con un mensaje cuyo contenido no fue revelado.

Un par de horas después, otros dos cuerpos, también atados de pies y manos y con varios balazos en todo el cuerpo, fueron hallados en las inmediaciones de una gasolinera.

Posteriormente murió un taxista como consecuencia de un enfrentamiento a balazos en un bulevar entre policías federales y pistoleros que viajaban en un vehículo, cuatro de los cuales fueron detenidos.

Por último, cerca de las 9 hora local ejecutada otra persona a balazos.

Más de 50.000 personas han muerto en México por enfrentamientos entre cárteles de la droga, operativos de las fuerzas de seguridad o asesinatos del crimen organizado desde diciembre de 2006, cuando el gobierno lanzó una amplia ofensiva contra el narcotráfico con la participación del ejército.

ERP/MIF