Lupita Jones, ex Miss Universo y empresaria, aceptó la propuesta de la Alianza Va por México (PRI-PRD-PAN) para representarla en las próximas elecciones para el gobierno de Baja California. Aunque su trayectoria no ha estado precisamente relacionada con la administración pública, la mexicana asegura que sí es capaz de trasladar sus conocimientos de liderazgo y desarrollo empresarial al gobierno federal.

En entrevista con El Economista, Lupita Jones dijo que la bandera más importante para este inicio de su carrera en la política será la unión social y su fortaleza principal será la confianza que tiene en Baja California, su gente y sus recursos. 

Lupita Jones ganó en 1991 el certamen de belleza internacional Miss Universo, sólo dos años después de obtener su título como Licenciada en Administración de Empresas. Es escritora de cuatro libros y embajadora de buena voluntad de la ONU para tratar problemáticas sobre derechos humanos de las mujeres. Es activista en temas de desórdenes alimenticios. Fundó la línea de uniformes escolares y laborales Miss Jones que opera en Mexicali, Baja California.

La ex Miss Universo está convencida de que puede llegar al gobierno de Baja California con el respaldo de la alianza que representa y la población de su entidad natal, así lo comentó a este diario a través de videollamada.

—¿Cómo surge Lupita Jones como candidata al gobierno de Baja California?

—El acercamiento se da a través de la alianza Sí Por México. Recibí una llamada por parte de Gustavo de Hoyos para hacerme esta propuesta. Tuvimos una reunión en donde me explicó a detalle cuál era el planteamiento. Lo que buscaban era que en Baja California se diera candidatura ciudadana, que es lo que promueve Sí Por México en todo el país; que se sigan abriendo espacios para los ciudadanos. Hubo un análisis de muchas candidatas muy preparadas para ser parte de este proyecto. Se definió el tema de género —en el estado decidieron que iba una candidata— y se buscaron perfiles muy capacitados. Se fijaron en mí, como bajacaliforniana que soy, cachanilla, pensaron en mí por mi desarrollo profesional y por ser una persona con un gran arraigo al estado.

—¿La alianza Va Por Baja California la seleccionó por su popularidad en medios de comunicación?

—Yo no creo que sea tanto el hecho de que yo sea una figura pública, sino lo que puede representar mi persona para el estado, una mujer que puso el nombre de Baja California en el mapa del mundo. Creo que eso es algo que me han reconocido siempre acá. Y que soy una bajacaliforniana que no se quedó solamente descansando en haber alcanzado un triunfo internacional, sino que sobre eso seguí construyendo una carrera que me ha distinguido como una mujer emprendedora con la capacidad de enfrentar distintos retos y todo lo que me he propuesto.

—Usted ha reconocido que no tiene experiencia en la política, ¿cómo le va a hacer para lograr una candidatura competitiva?

—He encontrado muchas coincidencias en ambos mundos (empresarial y político), así que no me siento tan alejada de esto. Yo estoy acostumbrada a trabajar, a dedicarme, a comprometerme, a sacar adelante los proyectos, a tomar decisiones de pronto no muy fáciles, a negociar no solamente en temas nacionales sino internacionales. Todo esto considero que me da la capacidad de enfrentar cualquier reto que yo me proponga en la vida.

Obviamente ante un compromiso como este, la candidatura al Gobierno de Baja California, en donde mis decisiones pudieran repercutir en el bienestar del estado, también me interesa rodearme de un equipo de las y los mejores que nos permitan, en dado caso que así lo decida la cuidadanía, sacar adelante un proyecto ganador. A eso sí estoy acostumbrada, en eso sí tengo experiencia, en encontrar al equipo que me permita buscar la excelencia en cada uno de los proyectos que emprendo.

—Siguiendo esta línea de equipo, ¿quiénes son sus colaboradores políticos, con quiénes trabajará en la candidatura?

—Todavía no son los tiempos ni el momento para hablar ya de la conformación de equipos. Yo soy muy respetuosa de los tiempos que marca la contienda electoral. Por supuesto que en su momento estaremos compartiendo esa información. En este momento para lo más importante es acercarme a la gente, a los diferentes grupos, para seguir conociendo cuál es la necesidad que la ciudadanía requiere que sean atendida.

—¿Qué puede hacer una empresaria del mundo de la belleza en la administración de un estado tan complejo como Baja California? ¿Cómo va a trasladar sus conocimientos hacia la administración pública?

—Yo agregaría que, además de complejo, Baja California es un estado con gran potencial. Lo que puedo poner sobre la mesa es una visión global. Yo veo este potencial de Baja California mucho más allá de los límites de nuestras fronteras. Veo en Baja California los recursos suficientes para detonar a escala internacional, las áreas de crecimiento que tenemos acá. Para mí a toda la experiencia que tengo aunaría el hecho de que tengo una visión global y que no veo límites en las capacidades que tenemos para desarrollar en el estado.

—¿Considera que puede atraer el voto femenino en una actividad dominada por hombres?

—Yo sigo fortaleciendo el tema de que es una candidatura de unidad, yo no quiero hacer distinciones. Para mí la unidad es lo más importante en este momento en nuestro país, en donde hemos estado viviendo un proceso de división o polarización que no nos está llevando por buen camino. Yo le apuesto más a la unidad, por supuesto fortaleciendo las necesidades de todos los sectores de la sociedad.

—¿Los temas sociales y económicos con perspectiva de género son parte de su proyecto?

—Como te lo he comentado, no es tiempo de plantear propuestas ni proyectos. Quiero ser muy respetuosa de la ley electoral y no adelantarme a los procesos marcados para este año. Pero obviamente lo que ha distinguido a las elecciones que se están llevando a cabo en todo el país es el tema de la paridad y se nos están abriendo los espacios a nosotras las mujeres para demostrar que tenemos la capacidad de lograr y aspirar a posiciones tan importantes como la que ahora ponen en mis manos. Por supuesto que el tema de paridad es un tema que ya se está atendiendo a escala nacional.

—Sobre el potencial que ve en Baja California, ¿cuáles serían los ejes para posicionarlo internacionalmente?

—Como te digo, con esta visión que yo tengo de mi estado sí hay un proyecto y un plan en desarrollo, pero ahorita no son los tiempos para poder compartirlo.

—¿Cómo ha manejado las posiciones que, por su trayectoria, ahora rechazan su candidatura y su carrera política? ¿Qué le dice a este grupo de la población?

—Tengo 30 años viviendo eso. La diversidad de opiniones es bienvenida. Finalmente yo he visto esta polarización en las opiniones como una gran oportunidad, no todo puede ser blanco y no todo puede ser negro. Ante todo, y algo que siempre voy a defender, es que no le doy a nadie el poder de definir quién soy, de qué soy capaz y cuánto valgo. Ese poder es sólo mío. Yo sé cuánto puedo lograr. Entonces las opiniones siempre serán bienvenidas, escuchadas y leídas y no tengo nada en contra de que exista esta diversidad.

Yo les pediría a estos grupos, primero que se den la oportunidad de conocer a la persona y no al personaje que se ha construido a través de los medios en ámbito del espectáculo, porque también se generaron muchas leyendas urbanas alrededor del personaje. Entonces yo les diría que antes de emitir una opinión conozcan a la persona.

—¿Tiene confianza en llegar al Gobierno de Baja California?

—Si no tuviera confianza, no hubiera aceptado el reto.