El Movimiento Progresista realizará el próximo domingo 142 asambleas informativas en distintas plazas públicas de la nación, con el fin de recabar pruebas proporcionadas por ciudadanos sobre presuntas irregularidades en la pasada elección federal.

Según el Plan Nacional de Defensa de la Democracia y de la Dignidad de México, en esas asambleas la coalición que postuló a Andrés Manuel López Obrador como candidato presidencial instalará mesas de acopio de pruebas de compra de votos antes y durante la elección presidencial.

Igualmente colocarán módulos para exhibir testimonios sobre las presuntas violaciones cometidas en los comicios del 1 de julio, y se recabarán firmas de ciudadanos que respaldan la solicitud de invalidez de la elección presidencial.

Las asambleas informativas se llevarán a cabo de manera simultánea en las plazas principales de los 31 estados y el Distrito Federal, mientras que el próximo domingo 5 de agosto se desarrollarán 32 asambleas en las ciudades capitales, de acuerdo con el plan referido.

El objetivo de estas asambleas es comunicar al pueblo de México sobre la forma como operó el PRI para obtener votos en favor de su candidato presidencial y justificar de esta manera el supuesto triunfo de Enrique Peña Nieto, indica.

Un segundo propósito es lograr, con la participación de los ciudadanos, el acopio de mayor información y pruebas sobre la compra de votos y el conjunto de violaciones a la Constitución, en particular al artículo 41, que establece que las elecciones deben ser libres y auténticas.