Michele Leonhart, directora de la Drugs Enforcement Agency (DEA), entregó ayer al Congreso de Estados Unidos un informe sobre el excelente nivel de cooperación de las instituciones de procuración e impartición de justicia mexicanos, en relación con la captura y extradición de capos de los cárteles de nuestro país.

Según el documento, México ha enviado a cortes estadounidenses a 230 presuntos narcotraficantes, de nivel medio y dirigencia, como Osiel Cárdenas Guillén, los Arellano Félix, los Zambada, los Carrillo Fuentes, entre otros. Y puntualizó que en el 2010 se extraditó a 94 personas, en el 2011 a 93 y en lo que va del 2012 al 1 de junio van 43.

El reporte de la agencia antinarcóticos sostiene que la captura, muerte o extradición de los capos de la droga mexicanos ha permitido que los líderes no pueden seguir operando y, otro tanto, ha recibido una sentencia condenatoria por la justicia de Estados Unidos, lo que elevó el nivel de cooperación entre ambas naciones en relación con la lucha contra el narcotráfico.

El informe, que será público en la Cámara Baja para Crimen, Terrorismo y Seguridad Nacional, expone que gracias al entendimiento con los socios mexicanos se ha podido compartir información de inteligencia y tomar acciones conjuntas y de alto grado de efectividad.

Según el reporte de Michele Leonhart, con esas acciones se ha duplicado la cantidad de líderes de cárteles arrestados en México y, posteriormente, tras ser sujetos a proceso como ordenan sus derechos constitucionales, someterlos a los tribunales a un juicio de extradición, que en muchas ocasiones ha sido favorable para Estados Unidos.

La zar antidrogas estadounidense enfatizó que eso ha permitido a las agencias de Estados Unidos obtener información que realmente nos está dando una imagen clara de cómo están operando los cárteles mexicanos , que es lo más sustancioso, según la funcionaria.

[email protected]