En el marco del sistema interamericano, México es uno de los tres países que más denuncias han recibido este año por violar derechos humanos, afirmó Emilio Álvarez Icaza, secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Álvarez Icaza dijo a El Economista que este año la tendencia de países con más denuncias son Brasil, Colombia y México.

México, en los últimos cinco años ha estado entre los tres países más denunciados , argumentó tras exponer que el tipo de quejas que llegan a la CIDH tienen que ver con el debido proceso y con el desempeño de las autoridades, esencialmente de seguridad, justicia y de las Fuerzas Armadas.

Además abundan las denuncias en torno del sistema penitenciario, población indígena, así como derechos civiles y políticos, declaró.

México tiene un portafolios de casos muy amplio. Ya llegó el momento en que está siendo objeto de procesos en la Corte Interamericana. Este sexenio vimos varias sentencias en contra del Estado mexicano , agregó.

El exombudsman capitalino expresó que ya hay un proceso intensivo de medidas de protección que se conocen como medidas cautelares a defensores de derechos humanos, periodistas y a gente que trabaja como líder indígena, por ejemplo. Completó que esta agenda es muy crítica en México.

¿Estamos en puntos críticos?

Sí y simultáneamente tienes un proceso, por ejemplo, como la reforma constitucional en materia de derechos humanos, entonces tienes a todo el Poder Judicial cambiando los criterios. Entonces, ¿cuál está siendo el grande desafío? El grande desafío tiene que ver con la política pública y con la armonización que pasa entre el nivel Federal y los estados.

Acotó que una parte muy importante de la agenda de derechos humanos internacional tiene que ver con los temas estatales que se complicaron.

Honestamente, muchos casos son del orden estatal, pero que implican responsabilidad internacional del Estado mexicano , concluyó.

Emilio Álvarez Icaza, quien siguió al Movimiento por la Paz, consideró que se avecina un nuevo lapso para dicho movimiento, pues se deben construir nuevos liderazgos debido a la decisión del poeta Javier Sicilia de retirarse temporalmente.

Pero me parece que los temas de las armas, de las drogas y las consecuencias, tanto en Estados Unidos como en México, deben llevar a repensar las estrategias. La construcción de un movimiento de víctimas me parece que construyó un cambio de la agenda pública , refirió.

Manifestó que en materia de derechos humanos éste ha sido un sexenio de claroscuros por las materias normativas y leyes que no tienen precedente, pero también declaró que en la administración del presidente Felipe Calderón se presentaron casos muy críticos de inseguridad.

Por otro lado, el Secretario Ejecutivo de la CIDH no quiso pronunciar un juicio sobre el equipo de seguridad y justicia que en días pasados presentó el presidente electo, Enrique Peña Nieto.

[email protected]