México se encuentra entre los países más violentos del mundo, de acuerdo con el Índice de Paz Global 2012, elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz, al situarse en el sitio 135 de 158 naciones.

Este documento ubica a Islandia como el país más pacífico y a Somalia como la nación más bélica.

La lucha contra el crimen organizado, el temor de la gente por la violencia, las muertes y la inseguridad son las principales razones por las que el país se encuentra en mala posición.

Del 2007 a la fecha, el país ha perdido posiciones y pasó del lugar 78 en aquel año al 135 en éste. Hace cinco años, la nación se encontraba un poco más arriba de la media, cuando el conteo de naciones era de 120.

En el 2008 cayó 13 puestos al colocarse en el lugar 91 de 138; para el 2009, la tendencia siguió negativa y en esa ocasión perdió 16 escaños para quedar en el 107 de 143 sitios; en el 2010 la situación mejoró un poco y ganó dos puestos, al establecerse en 105 de 148, pero al año siguiente, de un solo golpe perdió 14 lugares y se colocó en el puesto 119 de 153.

Finalmente, en este año la escalada negativa continuó y el país se colocó 16 puestos más abajo, acercándose a los más violentos, de acuerdo con el índice, al situarse en el sitio 135 de 158 naciones evaluadas.

En la evaluación se utilizan 23 indicadores, como el nivel de militarización de un país, gasto en defensa, conflicto interno, grado de paz social, terrorismo, la relación con los vecinos o el respeto por los derechos humanos.

El Instituto para la Economía y la Paz, una entidad sin ánimo de lucro con sede en Londres y que quiere cambiar el enfoque del mundo hacia la paz como una medida alcanzable , cuantificó que si el mundo estuviera en paz, los beneficios para la economía global serían de 9,000 millones de dólares al año.