México tuvo durante los últimos ocho años el séptimo deterioro de paz más grande en la historia del Índice de Paz Global (IPG) debido a los conflictos internos y la percepción de la delincuencia exhibió el Instituto para la Economía y la Paz (IEP) en su índice 2015.

El IPG se publicó por primera ocasión en el 2007 y de acuerdo con lo reportado, en estos ocho años en la historia del IPG la paz en el país se deterioró 24% debido, principalmente, al agravamiento en los indicadores que miden las muertes por conflictos internos, los conflictos internos combatidos y la percepción de la delincuencia .

México se encuentra en el puesto 144 de 162 países medidos en el Índice de Paz Global de este año, en donde el uno es el mejor calificado y el 162 el peor. Es el país menos pacífico de la región Centroamérica y el Caribe, por debajo de Venezuela, nación que se sitúa en el escalafón número 142, y por encima de Colombia, ubicado en el 146.

El IPG reporta que éste fue el séptimo deterioro de paz más grande en la historia de dicho índice. El equipo de investigadores estimó que el impacto económico que implicó contener y manejar las consecuencias de los niveles de violencia de México le costó a la economía nacional 221.4 billones de dólares en el 2014. Esto equivale a 10.3% del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano, o a 1,810 dólares por persona.

El documento arroja que el precio de la violencia para la economía en México se encuentra en el puesto seis de los costos más altos del mundo y en el puesto 27 de los más altos per cápita.

De acuerdo con las cifras analizadas por el (IEP), la tasa de impunidad en homicidios empeoró en 24 de los 32 estados del país en el último año. En estados como Guerrero, Morelos y Chihuahua el porcentaje de homicidios impunes es de 89.

Los tres factores de paz positiva más débiles en México son: bajos niveles de corrupción, buen funcionamiento del gobierno y buenas relaciones con los vecinos; es decir, la participación ciudadana.

Los investigadores del Instituto para la Economía y la Paz han examinado el comportamiento de la paz en México en un periodo comprendido entre el 2003 y el 2014.

De acuerdo con la línea de tiempo de este instituto, a la llegada del presidente Felipe Calderón al poder, finales del 2006, hubo una intensificación de la guerra en contra de las drogas. Para el 2008 eran miles los que se unían a una protesta histórica en contra de la violencia de la guerra contra el narco.

A inicios del 2009, el Ejército ya estaba en Ciudad Juárez debido a una escalada de violencia, y en el 2010 comenzaron a aparecer grupos de autodefensa.

En el 2011 hubo una leve mejoría de la paz en México (1.4%) y en el 2012, último año de Calderón fue de 6% la mejora.

En el Índice de Paz Global de 2013 (primer año completo gobernado por Enrique Peña Nieto que asumió el poder en diciembre del 2012), México ocupó el sitio 133 de 162 naciones medidas tomando en cuenta 22 indicadores.

Hacia el año siguiente el país se ubicó en el lugar 138 y en la edición 2015 se colocó en el puesto 144 tomando en cuenta 23 indicadores.

El IPG mide conflictos internos e internacionales actuales, la seguridad y la protección en la sociedad, así como la militarización en 162 países; en total, 23 indicadores.

[email protected]