La situación geográfica de esta entidad y específicamente de Reynosa, hace que el flujo migratorio tanto de connacionales como de extranjeros sea constante y permanente debido a la cercanía con Estados Unidos, país al que desean llegar.

El presidente del sistema DIF Reynosa, Carlos Peña Ortiz, dijo que durante el presente año 2017 han sido repatriados por esta ciudad poco más de 1,000 menores, cifra inferior a la registrada el año pasado cuando ascendió a 1,600.

En entrevista, dijo que durante el año 2017 se registró una ligera disminución en el flujo de menores migrantes atendidos en las instalaciones del Centro de Atención a Menores Fronterizos (Camef), en comparación no sólo con el año 2016 sino también con el 2015.

Peña Ortiz agregó que a lo largo de los últimos meses ha sido tan marcado el descenso de menores que viajan solos y que incluso empezaron a atender a aquellos niños y adolescentes deportados que venían acompañados con sus familiares.

“Extendimos la invitación a los menores acompañados, ya que contamos con el espacio y los servicios necesarios para atenderlos” dijo.

Reiteró que el año pasado la atención mensual en el Camef oscilaba entre los 150 y 170 menores y que actualmente la cifra varía entre los 15 y 30 niños.

Mencionó que de las estadísticas se desprenden que durante el presente año han atendido poco más de mil menores, de los cuales 60% son de origen extranjero y el 40% restante mexicanos, originarios principalmente de Guerrero, Michoacán, México y Chiapas, entre otras entidades.

Mientras que el año pasado fueron atendidos en las instalaciones del Centro de Atención a Menores Fronterizos unos mil 600, de los cuales 960 fueron menores originarios de países de Centroamérica, principalmente de Guatemala, El Salvador y Honduras, y el resto connacionales.

Señaló que para poder apoyar a los menores repatriados a llegar a sus lugares de origen tienen convenios de colaboración con todos los sistemas DIF del país, además de trabajar en coordinación con el Instituto Nacional de Migración (INM), dependencia que ayuda en los traslados internacionales.

Precisó que por lo que respecta a los menores de origen centroamericano, personal del DIF Reynosa se pone en contacto con los consulados de sus países para la localización de sus familiares y así continuar con el proceso de repatriación.

El titular del sistema DIF Reynosa dijo que el Centro de Atención a Menores Migrantes Fronterizos y Repatriados ofrece a niños y jóvenes menores de 18 años el servicio de alojamiento, alimentación, consulta médica, asesoría legal y psicológica así como la reintegración con sus familiares.

Comentó que la mayoría de los menores atendidos en el Camef son varones en tanto el 30% son mujeres, con edades preferentemente entre los 12 y 18 años de edad.

“Cuando los menores llegan al albergue, además de proporcionales alimento, vestido y atención psicológica y médica, les destinamos actividades recreativas, de entretenimiento, pues para ellos es muy difícil todo el proceso que viven”, dijo.

Expuso que la ley obliga a las autoridades de los tres órdenes de gobierno a atender a los menores no acompañados de 0 a 18 años, otorgándoles todo lo necesario durante su estancia en esta ciudad.