Contingentes feministas se congregaron en el primer cuadro de la Ciudad de la México para demandar la legalización del aborto en todo el país, en conmemoración del Día Global por un aborto seguro y legalizado.  

Los colectivos feministas se movilizaron desde el Monumento a la Revolución y Paseo de la Reforma hacia la Plaza de la Constitución. La manifestación se convirtió en un choque entre policías y manifestantes.

Las feministas acusaron a la autoridad de encapsularlas en determinadas calles, afectando su libre manifestación, en tanto que la policía negó una coartación de libertades y alegó que intentó resguardar el orden público.