Durante la sesión de este miércoles, el presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), José Luis Vargas, afirmó que sus votos son independientes y no en “manada”, situación que fue rápidamente cuestionada por el resto de los magistrados quienes le pidieron respeto. Le argumentaron que los votos de mayoría o por unanimidad son igual de razonados.

Durante la sesión de la Sala Superior del Tribunal, la magistrada Mónica Soto presentó un proyecto de resolución que pretendía ordenar al Instituto Nacional Electoral (INE) que disponga de reglas mínimas para cumplir con la paridad en la designación de las secretarías ejecutivas, direcciones y unidades técnicas de los Institutos Electorales del país.

La magistrada Janine Otálora se pronunció en contra, pues consideró que la omisión de esa situación corresponde a los Organismos Públicos Locales y a las Legislaturas locales.

Ante esa postura, Mónica Soto dijo que el voto de la magistrada Otálora sería acompañado por el resto de los magistrados. “Yo respeto ahorita muchísimo los planteamientos y la oposición de la magistrada Janine a la propuesta que les he presentado, e intuiría que los demás van a votar también en contra”, señaló.

Al respecto, José Luis Vargas dijo que él no votaría en “manada”, sino en lo individual. “En el caso del presagio que hizo la magistrada Soto que todos votaríamos en contra, en mi caso no es así. Yo sí lo aclaro, mi voto es independiente, mi voto no va en grupo o en manada, mi voto es individual y responsable a partir de cada caso concreto”.

Ante dicha expresión, los magistrados le exigieron respeto. “Quiero pedirle más respeto a las y los integrantes de este pleno. No somos una manada ni integrantes de una manada. Nuestros votos, el mío, me parece el de todos, son votos fundados, independientes. Yo no me permitiría en ninguna sesión emitir calificativos sobre la manera en la que vota algunos de mis compañeros; por ello pediría más respeto”, demandó Janine Otálora.

En el mismo sentido, el magistrado Reyes Mondragón planteó: “quisiera decir con relación con su expresión, yo me hago responsable de mis votos, de la congruencia de los mismos, lo puedo demostrar y tengo documentado. Y votar en una mayoría de ninguna manera es votar, como usted lo ha señalado, como manada”.

Pero el presidente del TEPJF justificó que su expresión fue hacia sus votos, y no del resto de los integrantes de la Sala Superior, y ofreció una disculpa.

El magistrado Felipe Fuentes Barrera le dijo: “qué bueno que ya aclaró, presidente, que era el calificativo dirigido a su propia postura, no hacia los demás magistrados, qué bueno que lo reconozca. Mis posiciones siempre han sido jurídicas porque siempre en un colegiado se toman decisiones por mayoría o por unanimidad, y si es mayoría no significa que no se razonen o que tengan que tomarse en manada o en grupo”.

Al final, el proyecto de la magistrada Soto fue rechazado por la mayoría de los magistrados.

jorge.monroy@eleconomista.mx