Los partidos políticos dejaron de lado la compra de votos mediante las operaciones tamal, zapato, carrusel o ratón vaquero, y ahora lo hacen mediante acciones sofisticadas, como utilización de medios electrónicos, como ocurrió en Chiapas, donde se infló el padrón electoral para hacer ganar a un diputado migrante, dijo el titular de la Fepade, Santiago Nieto Castillo.

Entrevistado por El Economista, refirió que ahora las prácticas regulares de los partidos son el condicionamiento de programas sociales: la compra y coacción del voto; los actos de presión o intimidación a los subordinados para que voten por determinado partido y, finalmente, el funcionario que incurre en peculado electoral, mediante el uso de bienes o servicios a favor de un determinado partido político.

Ha habido un proceso de evolución de las conductas delictivas y de las malas prácticas que no necesariamente son considerados como delitos (...): impedir que se instalaran las casillas, depositar más votos en la urna que se tenía derecho, en lo que se llamaba la operación taco.

(Ahora) los delitos electorales se cometen en los días previos, presionando a los electores.

Esto nos habla ya no de operación en la casilla, sino que se trata de procesos más complejos en virtud de que a veces se encuentran en las inmediaciones de las casillas o a veces en otros lugares , explicó.

Santiago Nieto recordó que actualmente la Fepade investiga el caso de la elección del diputado migrante del año pasado en Chiapas, donde se descubrió que consejeros del organismo público electoral de ese estado permitieron sacar a ciudadanos de la lista nominal de la entidad para pasarlos a la lista de voto en el extranjero, para hacer ganar a Roberto Pardo Molina (PVEM), quien fue desaforado y actualmente está prófugo.

(Esa operación) se dio de baja en el listado nominal de electores a personas que nunca hicieron el trámite para estar inscritos en el ámbito supranacional, que ni siquiera habían salido de Chiapas, que no tenían pasaporte, y se dio de alta a personas en un listado nominal, presuntamente del extranjero, aunque en realidad a partir de correos electores generaron estos procedimientos. No puedo dar más detalles, por el sigilo... , dice.

Reveló que los actores que participaron el año pasado en una campaña en Twitter a favor del PVEM han sido absueltos de toda responsabilidad con la justicia electoral, aunque la investigación penal electoral continúa para determinar si recibieron algún pago de partido de ese partido o interpósitas personas.

Estamos en el proceso de investigación de si estas personas proporcionaron un bien, con contraprestación, sin formar parte del padrón de proveedores del INE .

Santiago Nieto aseguró que en las elecciones del 5 de junio, la Fepade estará atenta a las denuncias que se presenten por violación a la veda electoral mediante el uso de las redes sociales.