El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador (Morena, PT y Encuentro Social) dijo que en caso de ganar las elecciones del 1 de julio, propondrá al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, una alianza para el progreso como se firmó en los años sesenta, para el impuso de los salarios, los gobiernos democráticos, estabilidad de precios y planificación económica y social en México y América Latina.

En un mitin en Tapachula, Chiapas, López Obrador aseguró que su propuesta es similar a la Alianza para el Progreso que firmó en 1961 el entonces presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, y cuyo propósito era mejorar la vida de todos los habitantes del continente. Su propuesta, dijo el candidato, es que abarque a Canadá, México, EU y los países de Centroamérica.

“Vamos a hacer este planteamiento al presidente Donald Trump. En los años sesenta, cuando estaba el presidente Kennedy, se echó a andar un plan que se llamó alianza para el progreso que impulsó Estados Unidos con todos los países del continente americano.

“Vamos a presentar esta propuesta cuando se triunfe, porque no se resuelve nada con el uso de la fuerza, no se va a resolver nada construyendo muros, no se va a resuelve nada mucho menos militarizando las fronteras, se va a resolver los problemas si hay producción, si hay trabajo, si hay bienestar para nuestro pueblo. La paz y la tranquilidad, son frutos de la justicia. Vamos a atender este asunto. Vamos a hablar con las autoridades de Estados Unidos, y vamos a hablar con las autoridades de los países centroamericanos.

“Vamos porque haya una actitud de respeto al migrante, que no se le acose, que no se le reprima, que se entienda que hay cuatro derechos fundamentales: la libertad de creencia; cada quien puede tener la religión que quiera; ser creyente o no creyente. La libertad de palabra, aunque no estemos de acuerdo, todos tenemos derecho a manifestarnos. Libertad de vivir sin temores, sin miedos, es decir, en paz. Tenemos esa libertad y ese derecho. Y también el cuarto derecho es que podamos vivir libres de miseria”, afirmó.

Luego, en entrevista, López Obrador explicó que ya tiene elaborado un plan de la propuesta que haría a Donald Trump, y en breve lo dará a conocer.

“Nosotros vamos a seguir insistiendo en que se debe de conseguir un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos, no pelearnos; no desesperarnos, hay que apostar al diálogo, siempre al diálogo. No romper con el gobierno de Estados Unidos, porque necesitamos que se mantenga la relación económica, comercial, de amistad, con el gobierno de Estados Unidos, tenemos más de 3,000 kilómetros de frontera, y muchos problemas comunes, hay muchos mexicanos viviendo, trabajando en Estados Unidos, y tenemos que buscar el acuerdo, yo sé que no es un asunto fácil pero tenemos que tener paciencia suficiente para al final entendernos con el presidente Donald Trump.

“Tengo ya elaborado un documento que voy a dar a conocer unos días más, es una alianza para el desarrollo de Canadá, Estados Unidos, México, con los países de Centroamérica, es algo parecido a lo que fue la Alianza para el Progreso en la época del presidente Kennedy, en ese tiempo se llevó a cabo esta alianza, fue un programa de inversión, que incluso financió Estados Unidos en aquel entonces destinaron recursos para el desarrollo de los pueblos de América Latina; nosotros ahora queremos que haya un acuerdo parecido, un acuerdo que se sustente en la cooperación para el desarrollo, que incluya el problema migratorio, las defensa de los derechos humanos con los salarios para los trabajadores que se mejoren los salarios de Centroamérica y México, y sobre todo que haya proyectos de desarrollo de Centroamérica y en México para retener a la población en sus lugares de origen, ese es el propósito”, explicó.

López Obrador fue cuestionado sobre la viabilidad de esta propuesta, en virtud de que ello se llevó a cabo en otra época y en circunstancias diferentes, respondió: “son los mismos problemas, y agravados, tenemos que buscar soluciones para que se resuelva el problema migratorio, y no sólo verlo como un asunto de México, con Estados Unidos y Canadá, porque hay muchos problemas también en los países centroamericanos, entonces, se requiere una solución integral, todo lo que es américa central, los países de América Central, desde luego incluyendo Belice, Panamá. Primero, Centroamérica, México, y Canadá”.

jmonroy@eleconomista.com.mx