Durante el periodo comprendido del 2001 al 2011 (de gobiernos del PAN), y aun con el incremento al presupuesto destinado a la Secretaría de Seguridad Pública federal y sus órganos administrativos desconcentrados en 538%, la incidencia delictiva del fuero federal aumentó en 83 por ciento.

Lo anterior se argumenta en las bases del Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia que ayer presentó en Aguascalientes el gobierno de Enrique Peña Nieto, quien anunció desde el inicio de su sexenio un viraje en la estrategia de seguridad.

En el diagnóstico elaborado por el gobierno del PRI se explica que este proyecto también se contempla como parte del Pacto por México, además de que en el seno del Consejo de Seguridad se asumió el compromiso de crear dicha instancia con el fin de contribuir a focalizar esfuerzos, alinear y coordinar presupuestos de secretarías de Estado (la comisión intersecretarial la conforman nueve dependencias) en aquellos municipios con más violencia, y hacer de la prevención una prioridad nacional.

Al presentar el proyecto gubernamental, el Presidente marcó nueva distancia de la política aplicada en el sexenio del panista Felipe Calderón. Y es que argumentó que no pueden seguir sólo empleando mayor sofisticación en armamento, en más equipamiento y policías, así como en su profesionalización, además de la presencia de las fuerzas armadas en las calles como única forma de combatir a la delincuencia organizada. Dijo que a través de estos instrumentos se combaten sólo los efectos.

Las bases del Programa Nacional estipulan que se atenderá con urgencia las 57 demarcaciones del país (48 municipios, dos delegaciones del DF y siete zonas metropolitanas) que requieren mayor apoyo en el corto plazo, a través de lo que llaman una acupuntura urbana y focalización , cuyo objetivo es generar equilibrio en dicha zona.

También se llevarán a cabo acciones preventivas en 251 municipios, es decir, zonas beneficiadas con recursos del Subsidio en Seguridad Pública para municipios y demarcaciones territoriales del Distrito Federal.

El plan proyecta estrategias de alcance nacional bajo la prevención de violencia en el entorno escolar; prevención de adicciones; prevención de la violencia familiar, de género y en el noviazgo; detección e intervención temprana de problemas de aprendizaje y conductuales, y campañas masivas de prevención, comunicación y difusión del Programa Nacional en los ámbitos nacional e internacional.

La Segob tendrá coordinadores estatales del Programa para articular los trabajos de los tres niveles de gobierno en los municipios beneficiados de cada uno de los fondos o subsidios; implementar los programas en conjunto con autoridades estatales, municipales, sociedad civil y ciudadanos, y concertar la participación de diferentes sectores sociales y productivos.

En el acto de presentación, encabezado por el presidente Peña Nieto, se indicó que el Programa busca una orientación de esfuerzos entre dependencias, órdenes de gobierno y sociedad civil, así como identificar las causas y los factores de riesgo que generan violencia y delito, colonia por colonia. Nuestro objetivo es disminuir los factores de riesgo y revertir las condiciones sociales, económicas y culturales que propician la violencia y el delito , dijo.

ACCIONES

  • Habrá intervenciones en 57 demarcaciones que presentan altas tasas delictivas y factores de riesgo para el surgimiento y permanencia de violencia.
  • Se realizarán intervenciones preventivas en 100 demarcaciones.
  • El plan incluye la intervención en 251 demarcaciones, las cuales son beneficiadas con recursos del Subsidio en Seguridad Pública para municipios.
  • Con programas transversales contra la violencia escolar, familiar, adicciones, y campañas de prevención y difusión del Programa.
  • Los ejes rectores son: seguridad ciudadana, prevención integral y prevención social de la violencia y delincuencia; juventudes; mujeres; condiciones de vulnerabilidad; convivencia, cohesión comunitaria y participación ciudadana; cultura de la paz, entre otros.
  • Se crea la Comisión Intersecretarial.

Segob las articulará

Nueve dependencias formarán comisión

El Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia incluye la asignación de tareas y funciones a nueve dependencias del gobierno federal, con un presupuesto global de 118,801.6 millones de pesos para el ejercicio fiscal 2013.

Las dependencias involucradas conformarán la Comisión Intersecretarial para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia. Se trata de Hacienda, Sedesol, SEP, Salud, Economía, Comunicaciones y Transportes, Trabajo, Desarrollo Agrario y Gobernación.

Las bases del Programa Nacional de la Secretaría de Gobernación encabezará la Comisión Intersecretarial. Deberá establecer los lineamientos, estrategias, metodologías y acciones para la instrumentación y articulación de las políticas de prevención de violencia y delincuencia a nivel nacional.

También alineará las acciones preventivas en los tres niveles de gobierno (federal, estatal y municipal) e integrará la participación de los sectores sociales.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, explicó desarrollarán acciones concretas, medibles y evaluables para evitar duplicidades y crear eficiencia en el uso de recursos públicos.

La Secretaría de Hacienda, en tanto, dará seguimiento al presupuesto; la de Economía impulsará el desarrollo a través del fortalecimiento de cadenas productivas que han sufrido descomposiciones social y económica a causa de la inseguridad. Otras dependencias deberán contribuir a la generación de empleos.

mauricio.rubi@eleconomista.mx