La diputada Cecilia Patrón Laviada presentó ante el Congreso de la Unión una propuesta de reforma al Código Nacional de Procedimientos Penales para que quienes incurran en robos a casa-habitación y/o comercio reciban una sanción tal que les inhiba volver a delinquir.

El principal objetivo de la iniciativa, señaló, es inhibir la comisión de delitos patrimoniales en perjuicio de la sociedad, específicamente del robo a casas habitación y a comercios o negocios, mediante la eliminación de beneficios legales a los responsables de esos actos delictivos, como actualmente lo establece la normatividad.

La legisladora recordó que durante su campaña electoral y en caminatas por los diferentes rumbos de la ciudad, recibió muchísimos reportes de vecinos que habían sido víctimas de este delito y ante ellos se comprometió a trabajar para que las leyes impidan que los delincuentes entren y salgan de la cárcel.

Pese a que Yucatán mantiene índices muy positivos y satisfactorios en materia de seguridad, puntualizó, desde hace muchos años los habitantes han padecido robos de sus pertenencias en las casas, un delito que ubica al estado entre los más elevados y agraviados por este flagelo.

“Es imposible que la policía vigile cada casa e incluso si así fuera es difícil detectar cuando algún delincuente puede ingresar por los patios traseros”, expuso la diputada federal del PAN. 

Explicó que en la actualidad las leyes no resuelven el problema, pues permiten que el delincuente encuentre una salida rápida de la prisión y que además no sienta haber pagado una sanción por su comportamiento, lo que lo alienta a volver a robar. “Increíblemente hay delincuentes que han tenido más de 50 ingresos a la cárcel y las leyes los devuelven a las calles convirtiéndose en una puerta giratoria”, comentó.

El robo a casas habitación y a negocios o comercios es uno de los delitos más sensibles para la sociedad ya que se vulnera el patrimonio de las personas en su espacio íntimo, su hogar, o bien, en el medio para ganarse el sustento cotidiano. Cifras de septiembre del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en el 2018 se han reportado 58, 752 robos a casa habitación, de los cuales 54,020 fueron sin violencia. También, hubo 66,147 robos a negocio, de éstos, 36,102 sin violencia.

En Yucatán, la mayor alza porcentual de carpetas de investigación abiertas por el delito de robo a casa habitación fue de 45.80 por ciento. En noviembre se presentó un aumento con 45.56%, es decir, 2.16 por cada 100,000 habitantes.

Por ello, dijo Patrón Laviada, se propone reformar los artículos 187 y 192 del Código Nacional de Procedimientos Penales. El primero se refiere a las causas por la que no procede un acuerdo de reparación del daño y el segundo a los escenarios en los que procede la Suspensión Condicional del proceso, a fin de establecer que, en aquellos casos que se trate de delitos de robo a casa habitación, a negocio o comercio, el imputado no pueda obtener alguno de estos beneficios y con ello salir rápidamente de la cárcel.