Tras un año de estudio, integrantes de la organización feminista Luchadoras presentaron un informe titulado “Justicia en trámite. El limbo de las investigaciones sobre violencia digital en México”, en donde se advierte de las necesidades de acceso a la justicia y reparación del daño de las investigaciones que se quedan “en trámite” por tiempo indefinido en manos de las autoridades relacionadas.

Afirman que la difusión de imágenes íntimas sin consentimiento es un delito reconocido en el Código Penal de 28 estados del país, y en los últimos tres años se han presentado 2,143 carpetas de investigación, que involucran a 1,960 víctimas, de las cuales 83% permanecen “en trámite”.

En este informe, la organización, a través de solicitudes de acceso a la información, indagó sobre la implementación a nivel local de las reformas conocidas como “Ley Olimpia”, para conocer sobre el número de denuncias, carpetas de investigación, causas penales y sentencias en diferentes entidades del país.

Entre los principales hallazgos, se identificó que en los últimos tres años se abrieron 2,143 carpetas de investigación en el país por el delito de difusión de imágenes íntimas sin consentimiento. El 84.46% de las víctimas son mujeres.

Mientras que el desahogo de la investigación por parte de las Fiscalías es el gran cuello de botella en el tema, pues el 83% de las carpetas siguen en trámite, algunas por más de tres años.

Sólo el 17% de las carpetas iniciadas encuentran alguna forma de conclusión a través de alternativas de justicia, algunas con potencial de representar una solución satisfactoria para las víctimas (suspensión condicional del proceso, acuerdo reparatorio o procedimiento abreviado); y otras no como el otorgamiento del perdón, además, las carpetas de investigación no se judicializan.

El informe resalta que las causas penales iniciadas por estos delitos son mínimas. Se iniciaron sólo 24 causas penales, que representan el 2.8% del total de 847 carpetas abiertas en siete entidades.

“A partir de las indagaciones ministeriales, las carpetas de investigación pueden tomar distintos cauces. Permanecen “en trámite” aquellas que continúan alejándose a elementos de investigación, esto significa que las averiguaciones están en curso. Esto no necesariamente significa que el destino de la carpeta esté progresando. La carpeta en trámite es un indicador del proceso del caso. Sin embargo, este proceso no tiene un tiempo de finalización y tampoco asegura que implica llegará a una resolución. Podría incluso quedarse “en trámite” por varios años”, resalta el documento.

kg