José Manuel Mireles, cofundador de las milicias que se levantaron en el oeste de México contra los narcotraficantes en 2013, fue exonerado del delito de portación de armas de uso exclusivo del Ejército y se prepara para demandar al Estado, informó su abogado este miércoles.

El Segundo Tribunal Unitario del XI Circuito, ubicado en el estado de Michoacán (oeste), dictó "sentencia absolutoria" para Mireles, "por lo que se ordena su inmediata y absoluta libertad", indica la notificación emitida por la instancia.

El carismático cirujano, conocido por su bigote blanco y sombrero de ala ancha, fue detenido en junio de 2014 tras irrumpir con 600 hombres armados en una localidad del municipio Lázaro Cárdenas, cuando un pacto de desmovilización de las milicias de autodefensa ya estaba firmado con las autoridades.

Entonces fue acusado de portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, pero pudo seguir su proceso en libertad a partir de mayo de 2017 tras pagar una fianza de 30.000 pesos (unos 1.600 dólares en ese momento).

La exoneración "abre la puerta para que Mireles demande al Estado mexicano indemnización, se generen las denuncias penales" correspondientes contra las autoridades de Seguridad que estuvieron involucradas en el caso, dijo a la AFP Ignacio Mendoza, su abogado, quien afirmó que buscará una disculpa pública.

Mientras estuvo encarcelado, Mireles tuvo problemas de salud por ser diabético, hipertenso y tener padecimientos cardíacos.

A inicios de 2013, animó a sus vecinos del pueblo de Tepalcatepec, en Michoacán, a levantarse en armas contra el cártel narcotraficante Los Caballeros Templarios, argumentando que mantenía sometida a la población con secuestros, extorsiones y asesinatos.

El gobierno logró desmantelar el cártel y alcanzar un acuerdo de desmovilización con las milicias en mayo de 2014 para integrarlas legalmente a la policía rural.

El exlíder de las autodefensas fue muy crítico con el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, a quien acusó de haber permitido que narcotraficantes se infiltraran supuestamente en las nuevas fuerzas de seguridad rurales.

Ahora, es un ferviente seguidor del presidente electo izquierdista Andrés Manuel López Obrador, ganador de la elección del pasado 1 de julio en México, a quien acompañó en actos políticos durante su campaña en Michoacán.

El otro cofundador de las autodefensas, Hipólito Mora, también pasó varios meses en prisión acusado del homicidio de unos compañeros milicianos.