El ex Secretario de Finanzas del estado de Coahuila, Héctor Javier Villarreal, acusado de varios delitos, se entregó a las autoridades estadounidenses y podría enfrentar una condena de hasta 20 años de prisión, manifestó ayer el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Villarreal fue acusado en noviembre de fraude, robo y transferencia ilegal de fondos luego de la incautación de millones de dólares que se cree habría robado junto con Jorge Torres, ex Gobernador interino.

Villarreal se entregó el miércoles a las autoridades federales en El Paso, Texas, y permanece bajo custodia federal.

Las acusaciones incluyen desde transacciones financieras con dinero obtenido de importación, venta y distribución de sustancias controladas hasta el soborno de funcionarios públicos, malversación de fondos públicos y fraude electrónico.

El acusado transfirió fondos dentro y fuera de los Estados Unidos con el fin de ocultar y disfrazar la naturaleza, el origen y la propiedad de la ingresos derivados de actividades delictivas , menciona una nota del Departamento de Justicia.

Villarreal y Torres trabajaron durante el mandato del Gobernador Humberto Moreira en Coahuila entre el 2005 y el 2011.

Moreira le entregó el cargo de Gobernador a Torres para asumir la Presidencia del PRI cuando el partido todavía era de oposición. Sin embargo, cayó en desgracia a finales del 2011, luego de que se supo que dejó fuertemente endeudado al estado.

La deuda de Coahuila había subido a más de 34,000 millones de pesos cuando Moreira dejó el cargo.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados, Guillermo Anaya Llamas (PAN), anticipó que solicitará de manera formal la extradición de Javier Villarreal Hernández, ex Director del Sistema de Administración Tributaria de Coahuila, para ser juzgado en México.

Con la detención en EU, el panista dijo abrigar la posibilidad de que, tras un proceso legal, se le obligue a reparar el daño causado a las finanzas de Coahuila.

(Con información de Rolando Ramos)