Ivonne Ortega Pacheco informó que solicitó licencia como diputada federal del PRI para, en la búsqueda de la candidatura presidencial en el 2018, ponerse del lado de la gente y exigir que bajen los precios de las gasolinas y el diesel; su determinación no fue consultada con el presidente Enrique Peña Nieto, aseguró.

Estos no son momentos de consultar a alguien, sino a la conciencia y de tomar decisiones personales (...) Decidí estar del lado del pueblo... , respondió a la pregunta de si le pidió permiso al presidente de la República para proceder como lo hizo.

En entrevista con Carlos Loret de Mola, la ex gobernadora de Yucatán comentó que buscará encauzar la molestia ciudadana en contra del gasolinazo.

Cuando el entrevistador quiso saber, incisivo, si la decisión de la mujer de buscar la Presidencia de la República bajo las siglas del PRI tuvo el visto bueno de Peña Nieto, insistió: Ya no son tiempos de pedir el visto bueno de alguien. Son tiempos de decisiones personales .

Cuando se le preguntó si descartaba la posibilidad de buscar la Presidencia de México por la vía independiente, eludió que va a esperar a que el PRI emita la convocatoria correspondiente para nominar al candidato presidencial; en este momento quiero dar la batalla dentro de mi partido .

Y anunció que empezará a recorrer el país, como parte de su proyecto presidencial, mismo que pretende aterrizar a través del movimiento nacional denominado Hazlo por México, que financiará con recursos propios y aportaciones privadas.

Por eso solicitó licencia a la diputación federal, aclaró, para evitar que haya quienes piensen o digan que quiere hacer uso del cargo y de los recursos públicos en beneficio personal.

Tal como publicó El Economista, Ortega Pacheco explicó a los televidentes que trabaja en la confección de una iniciativa de reformas para disminuir 50% el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), condición para que de inmediato baje el costo de la gasolina, y que ésta será presentada al Congreso en calidad de iniciativa ciudadana .

A la pregunta de si México está preparado para que lo gobierne una mujer, dijo que el país está listo para ser gobernado por la capacidad, independientemente del género .

Hoy lo que la gente quiere es ser escuchada, consideró, porque se le está lastimando en el bolsillo. La gente está molesta (...) Los políticos tenemos que estar del lado de la gente (...) He decidido pasarme del lado del pueblo .