El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, reconoció que el regreso de las fuerzas militares a los cuarteles deberá ser de manera transitoria, bajo un plan para un retorno verificable y puntual.

En entrevista al concluir la inauguración del seminario: “Los derechos humanos de los pueblos indígenas”, el ombudsman expresó que dicho retorno deberá estar emparejado con la profesionalización de los cuerpos policiacos.

“Hemos dicho que sería insensato que ahorita se regresara a las fuerzas militares a los cuarteles, pero tiene que haber un plan, una hoja-ruta de retorno verificable, puntual y, en paralelo, la profesionalización de las fuerzas de seguridad, que no ha ocurrido en más de 12 años, y que es lo que mantiene a las fuerzas armadas en las calles”.

Por otra parte,  reiteró la necesidad de una definición clara sobre la Ley de Seguridad Interior, misma que impugnó la CNDH ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), por supuestos aspectos de inconstitucionalidad, así como la invasión a las atribuciones  propias de las entidades federativas y contenidos de la ley que generan incertidumbre jurídica, según señala el organismo defensor.

“Tiene que ser un programa bien establecido, ahorita hay imposibilidad porque no se profesionalizó a los policías de las distintas entidades federativas. Entonces, creo que hay que tener un plan conocido por la población para que esta transitoriedad sea eso, transitoriedad y no permanencia”, finalizó.