La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) de la PGR judicializó una carpeta de investigación en contra de dos personas que fueron detenidas después de que volcara una camioneta que transportaba 8,800 boletas electorales y cuatro urnas, que habían sido robadas de una casilla en un Distrito Electoral del estado de Puebla el 1 de julio, durante la justa electoral.

La Fiscalía adscrita a la Procuraduría General de la República (PGR), a cargo de Héctor Díaz Santana, informó también que en 72 horas o menos la FEPADE determinará si se configuraron delitos electorales sobre los incidentes ocurridos en Puebla, donde se localizaron paquetes electorales en un céntrico hotel de esa entidad, instalado presuntamente por la coalición de Por México al Frente, para ayudar a ganar a la candidata Martha Erika Alonso.

La FEPADE lleva contabilizadas 2,000 denuncias, tanto estatales como federales, y Puebla continúa a la cabeza de las entidades donde más se han recibido querellas por ilícitos electorales.

En el caso de los dos detenidos, la FEPADE detalló que después de acreditar los supuestos legales, se judicializó la carpeta de investigación y el juez de Control calificó de legal la detención de uno de los individuos, por lo que le formuló la imputación y se vinculó a proceso; y sobre la otra persona, agregó, se determinó la suspensión del proceso debido a que se encuentra hospitalizada.

rtorres@eleconomista.com.mx