A nueve meses de que termine su gobierno, dos de cada 10 mexicanos aprueban la gestión del presidente Enrique Peña Nieto (21%); en tanto, 69% está en desacuerdo con su desempeño.

La más reciente encuesta de Consulta Mitofsky, especial para El Economista, sobre Evaluación de gobierno, al trimestre 21 del mandato del mexiquense, refiere que la caída registrada en el nivel de aceptación ciudadana, tras haber mantenido desde mayo del año pasado un ritmo ascendente de aprobación, es normal en periodo de campaña electoral como el actual, cuando “los opositores se concentran en señalar errores y problemas”.

Asimismo, hubo un aumento en el porcentaje de quienes respondieron “No sabe” o “No contestó” (pasó a 10 puntos). Roy Campos precisó al respecto: “Bajó el ‘Acuerdo’, pero no subió el ‘Desacuerdo’. Cuando se le preguntó a la gente, ¿Estás de acuerdo o en desacuerdo? Ya no pudo juzgarlo (al Ejecutivo)”.

El encuestador cree que en el grupo que indicó no saber o no respondió (10%) hay “opositores del PRI que no están tan a disgusto con lo que está pasando hoy pero se niegan a decir que el presidente está bien.

Es gente que dice ‘yo soy del PAN, ¿por qué voy a evaluar bien al presidente?’”.

Peña Nieto es el presidente que más baja calificación obtiene de aprobación, comparado con sus cuatro antecesores en el mismo periodo, según el análisis.

La medición por segmentos poblacionales, correspondiente a febrero, revela que se repite, como en encuestas trimestrales anteriores, el hecho de que Peña registrara mayores niveles de aprobación en las localidades rurales (28.2%), donde la primaria es el nivel máximo de escolaridad de los habitantes (27.9%), entre la clase socioeconómica media (27.4%) y entre quienes tienen más de 50 años (25.5 por ciento).