El Instituto Nacional de Migración (INM) confirmó que existe un total de 1,952 personas extranjeras vinculadas a 44 juicios de amparo para evitar que sean repatriados, todos ellos en el estado de Chiapas. 

Mediante un comunicado el INM informó que dichas personas deberán esperar un fallo definitivo en la entidad, ya que, de salir de ésta, como lo promueven distintas asociaciones civiles, podría contravenir el mandato judicial. 

La suspensión de plano concedida por Juzgados de Distrito radicados en Chiapas, si bien impide que sean deportados, expulsados o extraditados a su país de origen, ordena a éstos a permanecer en el lugar donde se encuentre a disposición del órgano jurisdiccional de amparo”, se menciona en el documento.  

Recordó que con base en el artículo 139 de la Ley de Amparo en los casos en que proceda la suspensión conforme a los artículos 128 y 131 de esta ley, si hubiere peligro inminente de que se ejecute el acto reclamado con perjuicios de difícil reparación para el quejoso, el órgano jurisdiccional, con la presentación de la demanda, deberá ordenar que las cosas se mantengan en el estado que guarden hasta que se notifique a la autoridad responsable la resolución que se dicte sobre la suspensión definitiva, tomando las medidas que estime convenientes para que no se defrauden derechos de tercero y se eviten perjuicios a los interesados, hasta donde sea posible, ni quede sin materia el juicio de amparo 

Mientras que el 160 se detalla que cuando el acto reclamado sea la orden de deportación, expulsión o extradición, la suspensión tiene por efecto que no se ejecute y el interesado quede en el lugar donde se encuentre a disposición del órgano jurisdiccional de amparo, sólo en lo que se refiere a su libertad personal.