El IFE aprobó por unanimidad multar con 10 millones de pesos a TV Azteca y a la empresa editora de la Revista Vértigo, así como con 2.5 millones al PRI por violar la ley electoral en lo referente a promoción de imágenes de personajes políticos.

En la sesión extraordinaria de este lunes, el Consejo General del IFE aprobó también, en votación dividida, dar vista a su Unidad de Fiscalización para revisar las cuentas de ambas empresas informativas y determinar si hubo o no compra de espacios publicitarios para realizar propaganda política.

En la misma queja presentada por el PRD se declararon infundadas las sanciones contra los gobernadores de los estados de México, Enrique Peña Nieto, y de Jalisco, Emilio González Márquez, así como contra el presidente del PRI, Humberto Moreira, cuando era mandatario de Coahuila.

La queja se refería a varios anuncios difundidos por TV Azteca respecto a publicaciones de la Revista Vértigo (editada por Grupo Editorial Diez) , en los que se hablaba de dichos personajes políticos.

La resolución discutida por el Consejo General del órgano electoral sólo encontró elementos para aplicar sanciones por una información que esa revista publicó sobre Humberto Moreira Valdés ya como presidente del PRI y cuya publicación anunció TV Azteca.

Durante el análisis, el senador perredista Pablo Gómez advirtió que estos hechos constituyen una auténtica trampa para darle la vuelta a la prohibición constitucional de hacer propaganda política, disfrazada de información.

Asimismo instó al IFE a hacer investigaciones más profunda sobre los hechos y revisar las cuentas bancarias del Grupo Editorial Diez y TV Azteca, para determinar si hubo o no el pago por la publicación a favor del presidente del partido tricolor.

Al respecto el presidente del IFE, Leonardo Valdés Zurita, reconoció que efectivamente, es necesario hacer una investigación más profunda y por ello sugirió que se diera vista a la Unidad de Fiscalización del IFE, para acceder a las cuentas bancarias de ambos medios de comunicación.

Además, insistió en que resulta urgente que el Congreso de la Unión, emita la Ley Reglamentaria de los artículos 41 y 134 constitucionales, para terminar con esos espacios de posible simulación.

A su vez, el representante del PRI ante el IFE, Sebastián Lerdo de Tejada, advirtió que, contrario al criterio establecido por el Instituto, su partido no se desvinculó de la publicación referida porque nunca consideró que hubiese vínculo.

Luego de advertir que su partido analiza si presentará en su momento una apelación contra la multa, señaló que la propia revista Vértigo ha publicado información sobre diversos personajes políticos panistas y perredistas, incluso el jefe del GDF que podrían considerarse también como propaganda.

En ese sentido, consideró que se deben definir claramente los criterios para evitar que se acabe con la libertad de expresión, con el pretexto de impedir que se 'le dé la vuelta' a la legalidad.

Gómez Alvarez reviró y externó que se trata de 'gacetillas políticas' por las que siempre se paga y con las que no está de acuerdo.

En tanto, el priista consideró que era una 'confesión de parte' en el sentido de que Marcelo Ebrard Casaubon 'quien va recorriendo el país diciendo que quiere ser candidato', pagó por la publicación en Vértigo y por ello solicitó al IFE que lo investigue.

En su turno la representante del Partido Verde Ecologista de México, Sara Castellanos, aseguró que la multa contra el PRI se inscribe en una constante de castigo a los dos institutos políticos.

Además advirtió que en aras de hacer cumplir la ley electoral, se puede atentar contra la libre expresión, cosa que sería sumamente negativa.

Al final, los consejeros aceptaron por unanimidad las multas de 7.5 millones de pesos para TV Azteca, 2.5 millones para el Grupo Editorial Diez y 2.5 millones de pesos al PRI, pero con división de criterios de los consejeros Marco Antonio Baños y Francisco Guerrero en cuanto a dar vista a la Unidad de Fiscalización.

DOCH