A medida que los casos en México de Covid-19 comienzan a aumentar y las oficinas de inmigración de Estados Unidos permanecen cerradas, los voluntarios de asistencia médica Global Response Management se preparan para atender a migrantes en el campamento de Matamoros.