La Procuraduría General de la República (PGR) informó que el accidente de un helicóptero de esa dependencia ocurrido en Michoacán, se debió a que se encontró con un cable de una tirolesa, ubicado en el área de Tancítaro.

En un comunicado, precisó que los hechos ocurrieron este viernes aproximadamente las 14:00 horas cuando la aeronave Bell UH-1H con matrícula XE-BBF tuvo un percance a 15 millas al norte de Apatzingán.

En el helicóptero, que realizaba labores de reconocimiento, iban a bordo cinco personas: el agente del Ministerio Público Federal, Daniel Alan Montesinos López, el policía federal ministerial, Francisco Javier López Soto, el técnico mecánico, Gilberto Amezcua Solorio, el piloto Enrique Rosales Villegas y el capitán Segundo de Artillería, Germán Ortiz Narciso.

La PGR detalló que los tres primeros tres solo presentan heridas y contusiones en el cuerpo y son atendidos en la enfermería de la 43 Zona Militar con sede en Apatzingán; mientras que los últimos dos resultaron ilesos.

Detalló que debido al cortador de cables con el que están equipados todos los helicópteros de la dependencia y a la pericia del piloto es que no hubo pérdidas humanas ni se registraron daños mayores en la aeronave.

En un comunicado el Ayuntamiento de Uruapan confirmó que la nave se desplomo tras atorarse con una tirolesa y la Secretaria de Seguridad Pública de Michoacán reportó que el incidente ocurrió después de las 14:00 horas.

De acuerdo con las primeras investigaciones, al lugar de los hechos arribó personal de Protección Civil del municipio de Uruapan, así como efectivos militares y federales para auxiliar a las personas que viajaban en la aeronave.

Peritos de la dependencia recaban evidencias en el lugar de los hechos para analizarlos y conocer con precisión los motivos que provocaron el desplome del helicóptero, el cual sufrió daños en su estructura debido a lo ocurrido.

apr