El titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), Jesús Orta, reiteró que la presencia de la Guardia Nacional en las instalaciones del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro no será de manera cotidiana.

Tras la entrega de patrullas en la alcaldía Cuajimalpa, sobre las declaraciones de la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Nashieli Ramírez, en el sentido de que no es necesaria la presencia de la Guardia Nacional en las estaciones del Metro, dijo que se trata de opiniones que siempre son tomadas en cuenta.

“No es un objetivo, ni está planeado, que la Guardia Nacional esté vigilando en las estaciones del Metro, en trenes del Metro. Como comentamos, están haciendo varios recorridos, operativos y demás de reconocimiento, es parte de familiarizarse”, señaló al puntualizar que no es objetivo de la Guardia estar en las estaciones de manera sistemática.

La mayor parte de los delitos que ocurren en el Metro suceden sin violencia y la Guardia Nacional está adiestrada para combatir delitos de alto impacto, por lo que la presencia de ese grupo el martes fue para hacer algunos filtros y recorridos de reconocimiento.

Explicó que la policía de la Ciudad de México tiene un estado de fuerza “bastante más grande que la Guardia en la capital, que es un apoyo, una suma y está orientada a ciertas zonas de la ciudad y a cierto tipo de disuasión de delito de alto impacto, lo de ayer (martes) es un complemento".

Orta Martínez abundó que fue "una situación extraordinaria, no va a ser común y van a estar en las ocho alcaldías en las que se ha planeado, estarán con presencia porque están reconociendo la ciudad”.

El funcionario capitalino sostuvo que la revisión de mochilas no es anticonstitucional, “no se debe ver por ese lado, son actividades de familiarización”.

“La Guardia Nacional viene a sumar a la Ciudad de México, viene a zonas específicas de manera habitual, estará participando en operativos de manera temporal o específicos en cualquier alcaldía capitalina", insistió.

Agregó que habitualmente estará en las ocho alcaldías que corren de norte a sur, por el lado oriente de la ciudad, y llegará de manera periódica hasta completar 2,700 elementos que ha asignado a la Ciudad de México.