La Policía Federal capturó en la carretera Camino Nacional de Chiapas a dos conductores de un camión tanque o pipa que durante una revisión manifestaron transportar alcohol; sin embargo, era combustible presuntamente perteneciente a Petróleos Mexicanos (Pemex).

Por tal motivo, los agentes federales incautaron los dos transportes y presentaron ante la Procuraduría General de la República (PGR) a Isaac Adrián García Razo y Samuel Moreno Patrón, quienes confesaron trabajar para Los Zetas. Ahora corresponde a la dependencia federal definir la situación de ambos y el destino del combustible.

La acción tuvo lugar a la altura del kilómetro 045+700 de la carretera (190-D) México-Ciudad Cuauhtémoc, tramo: San Cristóbal-Puente San Cristóbal, Chiapas, donde fue ubicado un tractocamión acoplado a dos remolques tipo tanque, con capacidad de 31,500 litros cada uno, por lo que se le marcó el alto para realizar una revisión.

El conductor manifestó que transportaba 63,000 litros de alcohol puro; sin embargo, al mostrar los documentos que acreditaban la carga, éstos presentaban inconsistencias al no contar con la normativa oficial de una factura que ampara el transporte de carga especializada en materiales y residuos peligrosos y cayeron en contradicciones sobre su origen y destino.

Al continuar la verificación física de la unidad, los efectivos federales se percataron de que los dos remolques expedían un olor característico a combustible, por lo que de inmediato se implementó un cerco de seguridad en la zona.

Según la Policía Federal, los detenidos manifestaron trabajar al servicio de la organización delictiva Los Zetas y que transportaban gasolina en ambos contenedores, presuntamente sustraídos de manera ilegal, provenientes del estado de Veracruz con destino a la ciudad fronteriza de Comalapa, Chiapas, y su destino final sería Guatemala.

[email protected]