El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, aseguró que la labor de la Secretaría de Salud no es la de realizar estadística sobre la pandemia de Covid-19, sino reconocer patrones de ocurrencia de la enfermedad. Por ello, dijo será el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el encargado en elaborar la estadística final y oficial de los fallecimientos en México por la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus.

“Se requieren años para tener una estadística formal, oficial, de ciertos desenlaces de salud. En particular la mortalidad es una responsabilidad que en términos administrativos y legales le corresponde a una institución autónoma de la que nos sentimos muy orgullosos los mexicanos que es el Inegi, y afortunadamente la estadística de salud la elabora finalmente Inegi con información que obtiene del sector salud, pero con métodos diversos para un análisis cuidadoso", explicó.

“¿Cuándo va a estar lista la estadística final de defunciones por Covid-19? Seguramente un par de años de este primer año de la epidemia, ¿por qué razón? Por los distintos métodos que se utilizan para ser una adecuada clasificación de la mortalidad”, detalló el funcionario federal.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, López-Gatell afirmó que la vigilancia epidemiológica es un mecanismo por el que los gobiernos del mundo y también de las entidades federativas realizan una identificación de salud pública, en este caso de Covid-19.

“La vigilancia no es contar casos, cuyo propósito es reconocer los patrones de ocurrencia de la enfermedad”, mencionó.

Presentarán información desagregada de casos sospechosos  

Durante la conferencia, el director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud, José Luis Alomía, indicó que a partir de este lunes 28 de septiembre se presentará diariamente la información desagregada sobre los casos de personas sospechosas de haber contraído Covid-19 a las cuales se les aplicó una prueba de detección PCR y aquellas a las que no fue posible tomarle la muestra.

“La razón por la que hay personas que no tienen muestra es precisamente porque eran personas ambulatorias, casos leves, en las cuales el lineamiento permite que no se les tome la muestra", detalló.

“Las que no tenían una muestra, o las que teniendo una muestra ya no tienen una posibilidad de resultado, van a ser integradas a la estimación. Esta situación se ha presentado desde el inicio de la epidemia de manera continua o como parte de la operatividad de cada una de las 32 entidades federativas”, aseveró el especialista.

jmonroy@eleconomista.com.mx

kg