El candidato presidencial de Morena, PT y Encuentro Social, Andrés Manuel López Obrador, respondió con un “¡espántame panteón!” a quienes le exigen que se comprometa a respetar la reforma energética y dar continuidad a la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Un día después de que el presidente Enrique Peña Nieto afirmó que los mexicanos pagarían la deuda de Pemex en caso de que se cancele la reforma energética, López Obrador afirmó que “están queriendo asustar a los mexicanos, hablando de que va a haber incertidumbre económico-financiera”.

En un video, grabado en Guadalajara, Jalisco, donde hoy se reunirá con industriales, López Obrador aseveró que lo están presionando, porque “quieren que yo, con los ojos cerrados firme un cheque en blanco, y aunque se trate de contratos leoninos como los de Odebrecht, yo lo acepte”.

 

Dijo que esa misma situación ocurre en el caso de la construcción del NAICM, el cual reiteró que no daría continuidad, pues argumentó que “se está comprometiendo dinero a futuro, miles de millones de pesos”.

“Se estima que costaría el aeropuerto 250,000 millones de pesos, y lo terminarían hasta el 2024. Van a cerrar el actual aeropuerto, van a cerrar el aeropuerto de Santa Lucia, un derroche, una obra faraónica. Todo por la corrupción, y quieren también que yo afirme de que se va a seguir con el nuevo aeropuerto, que es un barril sin fondo”.

Advirtió que en ese caso, “nosotros vamos a resolver el problema con mucho menos dinero, vamos a construir dos pistas en el aeropuerto militar de Santa Lucia, ahí hay 3,000 hectáreas, hay solo una pista. El actual aeropuerto, para tener la idea, tiene 600 hectáreas, tiene dos pistas, Santa Lucia tiene 3,000 hectáreas y una pista; vamos a construir dos más en Santa Lucia. Vamos a resolver el problema.

“No vamos a gastar 250,000 millones de pesos, cuando mucho, 50,000 millones con todo y terminal y la vía confinada para conectar el actual aeropuerto con el de Santa Lucia: 50,000 millones, no 250,000 millones”, dijo.

Por ello, Andrés Manuel López Obrador dijo que en ni en el tema de la reforma energética ni del nuevo aeropuerto, cambiará de opinión.

“Están queriendo asustar, es como ¡espántame panteón! Como decía mi paisano Chico Che, ¡Uy qué miedo, miren como estoy temblando! No les va a funcionar nada de eso. La gente no quiere la corrupción, está harta de que unos cuantos se dediquen a saquear, endeuden al pueblo de México, y por esa misma situación haya tanta pobreza y, en consecuencia, por lo mismo haya tanta inseguridad, tanta violencia. Vamos a cortar de tajo con la corrupción, y no tengan miedo, porque todo lo vamos a hacer de conformidad con la ley, va a ser un cambio ordenado, pero que no les asuste, ténganme confianza, yo no les voy a fallar”, finalizó.

[email protected]