El Gobierno de la República dio fin al estado de emergencia por el paso del huracán Willa en los estados de Sinaloa y Nayarit y entró a la etapa de recuperación en apoyo a las personas que resultaron afectadas.

Para ello, el titular de la Secretaría de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, y el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, encabezaron una reunión de trabajo del Comité Nacional de Emergencias.

El objetivo de la reunión celebrada en el Centro Nacional de Prevención de Desastres fue conocer las acciones implementadas por cada dependencia del gobierno de la República en atención a la emergencia derivada por el paso del huracán Willa.

Willa, que impactó en los límites de los estados de Sinaloa y Nayarit, dejó a su paso afectaciones de infraestructura, servicios básicos y comunicaciones, mismas que ya se han restablecido en 80 por ciento.

Y resultado de las declaratorias de emergencia emitidas para cada entidad, la población afectada ya recibe los insumos de apoyo que fueron enviados por el Fondo de Desastres Naturales.

Además, ante la emergencia, los gobiernos de los estados de Nayarit, Sinaloa, Jalisco y Durango, las secretarías de la Defensa Nacional, Marina, Salud, así como la Policía Federal, continúan los trabajos de apoyo, se informó en un comunicado.

Willa tocó tierra el martes por la noche como huracán categoría 3 en una zona poco poblada de Sinaloa, al sur de Mazatlán.

Los fuertes vientos y las lluvias que originó provocaron la evacuación de miles de personas tanto antes como después del paso de la tormenta por los estados de Sinaloa y Nayarit. Durango y Jalisco fueron afectados en mucha menor medida.

Más de 15,000 efectivos de las Fuerzas Federales fueron desplegados para atender a la población y parte de ellos continúan con los trabajos de apoyo a las autoridades estatales.