Para el mandatario Enrique Peña Nieto, la autonomía de organismos como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, el Banco de México y el INEGI, ha sido respetada por su administración.

El gobierno de la República es el primer interesado en que instituciones tan valiosas para el desarrollo nacional sigan siendo referentes de profesionalismo, seriedad e imparcialidad, que sigan contando con la absoluta confianza de la sociedad , asentó el Ejecutivo federal.

Reunido con industriales del país el viernes pasado, el Presidente aseguró que hoy en día la división de poderes es plena y efectiva, que los pesos y los contrapesos funcionan bien y que la relación entre la Federación y los estados ha girado de la subordinación a la coordinación .

Peña Nieto también defendió que en tres años de gestión -que se cumplen este 1 de diciembre- se han creado o fortalecido instituciones como el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, la Comisión Federal de Competencia Económica, el Instituto Federal de Telecomunicaciones, el Instituto Nacional Electoral y el Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales.

En este sentido, el político mexiquense manifestó su respeto pleno a la autonomía de éstos y de otros órganos constitucionales.

Así, en el marco de la Vigésima Segunda Edición de la Reunión Anual de Industriales 2015, el presidente Peña Nieto expuso que seguirán los esfuerzos de su gobierno para derribar barreras que aún limitan el desarrollo pleno de la sociedad.

Aún tenemos mucho por hacer, pero vamos en la ruta correcta , defendió Peña Nieto, quien este martes arranca la segunda mitad de su sexenio.

Asimismo, el Mandatario dijo que nunca como ahora se tiene una sociedad tan plural, informada y participativa, y sentenció que gracias a la fortaleza de las instituciones, a la confianza del sector privado y al trabajo diario de los mexicanos, hoy el país registra avances.

En suma, la combinación de estabilidad, visión de largo plazo, reformas estructurales, apertura al mundo, inclusión social y Estado de Derecho, constituye, sin duda, una fórmula ganadora , apuntó Peña Nieto.

mfh