El gobierno saliente de Enrique Peña Nieto ofreció esperanzas de disminuir el delito del secuestro, luego de que en el 2013 ese delito tuvo el pico más alto de incremento y bajó considerablemente en el 2014, precisamente cuando se conformó la Coordinación Nacional Antisecuestros, ante las demandas de las organizaciones civiles Alto al Secuestro y México SOS, manifestó Isabel Miranda.

Pero la activista social comparó el sexenio del panista Felipe Calderón Hinojosa que del 1 de diciembre del 2006 a octubre del 2012 registró 7,524 secuestros, con en el actual, del 1 de diciembre del 2012 a octubre del 2018, que sumó 11,769, lo que significa un incremento de 56.41% de privaciones ilegales de la libertad.

Asimismo, Miranda de Wallace dijo que concuerda con la propuesta del presidente electo Andrés Manuel López Obrador de crear una Guardia Nacional, pero también que se concreten sanciones para autoridades estatales o municipales que no cumplan con la ley, y señaló “la falta de un plan nacional antisecuestro con indicadores, como el que hemos propuesto a los dos comisionados nacionales antisecuestro, para que no haya obstáculos”.

En conferencia de prensa, la presidenta de Alto al Secuestro comentó que las entidades más afectadas por el delito son Estado de México, Veracruz, Ciudad de México y Tamaulipas, mientras que los estados que el mes pasado quedaron libres de ese flagelo fueron Baja California Sur, Durango, Guanajuato, Nayarit, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala y Yucatán.

Agregó que hasta octubre pasado se contabilizaron 11,769 secuestros en la saliente administración, mientras que el mes anterior hubo 127 delitos, que significó una disminución de 1.5% con respecto a septiembre.