Luego de 13 años de ocurrida la explosión en la mina Pasta de Conchos, el gobierno federal anunció que recurrirá a expertos para rescatar los 65 cuerpos de mineros que quedaron atrapados el 19 de febrero del 2006.

En Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que se trata de una “decisión de Estado” que comunicó al empresario Germán Larrea, dueño de la empresa Grupo México, que opera la mina Pasta de Conchos. Relató que el empresario le comentó que veía difícil el rescate. Sin embargo, López Obrador indicó que su gobierno seguirá adelante.

Cuestionado sobre si hay un dictamen técnico que ofrezca garantía de que es posible, después de 13 años, encontrar los cuerpos, el mandatario federal aseveró que ya los familiares cuentan con ellos. Mencionó que “tenemos presupuesto” para llevar a cabo este procedimiento, aunque no ofreció el monto específico de recursos públicos que se destinarán para este propósito.

¿En qué plazo podría iniciar el rescate?, se le preguntó.

“Ya, a partir de este anuncio, ya Luisa María Alcalde (secretaria de Trabajo) va a empezar a trabajar con este propósito”.

¿Qué le dijo Germán Larrea?

“Que él veía muy difícil, en el sentido de que, por la explosión, que era improbable encontrar los restos. Hay opiniones en otro sentido, de que sí es posible encontrar los restos, y vamos a intentar este trabajo, porque lo consideramos importante (...) Es un compromiso que hice (en campaña) y que quiero cumplir.

“Estoy seguro de que (Germán Larrea) no va a oponerse porque es una decisión con dimensión humanitaria, y es también una decisión del Estado mexicano. Como presidente de la República he tomado esta decisión y tengo facultades, podemos hacerlo”.

El titular del Ejecutivo federal indicó que su gobierno está dispuesto, incluso, a pedir perdón a los familiares de los 65 trabajadores fallecidos.

El 4 de abril del 2006, Grupo México ordenó el cierre de la mina cuatro de Pasta de Conchos y con ello el cese definitivo de la búsqueda de los cuerpos, al argumentar que la mina estaba inundada entre 25 y 75%, además de que existía un alto porcentaje de contaminación bacteriológica que podría perjudicar a rescatistas.

El presidente López Obrador argumentó que la Secretaría de Trabajo y Previsión Social es la dependencia con el mayor presupuesto para este año (40,000 millones de pesos), y consideró que parte de esos recursos serán suficientes para costear la operación.

[email protected]