La Encuesta Intercensal 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) indica que 35.8% de los niños de tres a cinco años no asiste a la escuela, es decir, uno de cada tres no está desarrollando sus habilidades escolares en este nivel.

En nuestro país habitan 20.8 millones de niñas y niños de seis a 14 años, y requieren recibir una educación básica de calidad, a fin de que amplíen sus oportunidades futuras y mejoren sus condiciones de vida, sin embargo, 3.5% de esta población no asiste a la escuela , precisa la encuesta.

Además de que 1.8 % de la población de ocho a 17 años no sabe leer ni escribir, y de éstos, 37.6% no asiste a la escuela, mientras que de 6.4 millones de adolescentes de 14 a 17 años, 9.7% tiene 8.9 años de escolaridad; 9.7 % no ha cursado ningún grado de secundaria y 26.5% no va a clases.

El documento refiere que en México residen 39.2 millones de niñas, niños y adolescentes de cero a 17 años, lo que significa 32.8% de la población total.

La cifra de niños menores a cinco años asciende a 10.5 millones, 22.2 millones se encuentran en la edad escolar (de cinco a 14 años), mientras que 6.4 millones son adolescentes de 15 a 17 años, los que indicó el INEGI, requieren una atención integral en materia de educación, salud e integridad social, que cumpla las demandas específicas de este grupo .

Sin embargo, comentó que contextos como la pobreza, marginación, discapacidad, violencia intrafamiliar o trabajo infantil vulneran el desarrollo de los menores.

De acuerdo con el Módulo de Trabajo Infantil, en nuestro país, en el 2013, la tasa de ocupación infantil era de 8.6% para la población de cinco a 17 años, es decir, 2.5 millones de menores que realizan algún tipo de actividad económica.

De éstos, detalló, 67.4% son hombres y 32.6% son mujeres. Mientras que del grupo de adolescentes de 15 a 17 años, 58.8% son los que tienen mayor participación en actividades económicas.

En materia de mortalidad infantil, de acuerdo con el Inegi, ésta ha tenido un descenso en las últimas décadas, pues en 1970 se tenía un registro de 68.4 muertes de menores de un año por cada 1,000 nacimientos, mientras que para el trienio del 2011 al 2013, se estima una tasa de 14.3.