La incorporación de las mujeres embarazadas al plan nacional de vacunación contra Covid-19, se debió a que durante 2020 ocurrieron 205 fallecimientos debido al virus SarsCoV-2, y en lo que va del 2021 ya se han registraron 131 muertes en ese sector, informó la Secretaría de Salud federal, al descartar que la aplicación de la vacuna represente un riesgo para la mujer o el producto.

Durante la conferencia vespertina en Palacio Nacional, Karla Berdichevsky Feldman, directora general del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, fue cuestionada sobre si la vacunación para ese sector representa un riesgo mortal o de malformación del producto, debido a que las embarazadas tienen prohibido administrarse medicamentos.

Dijo que se decidió llamar a vacunación a las mujeres con por lo menos nueve semanas de embarazo, debido a que el producto ya no corre riesgos. Sostuvo que la vacunación representa “un rango de seguridad adicional para proteger al desarrollo del feto en esas primeras semanas”, y dijo que en las pruebas que se han hecho al momento y en los países donde ya se han aplicado, “no se ha demostrado ningún efecto adverso de las vacunas”. Incluso, indicó, consideró posible que la inmunización no sólo proteja a la madre, sino también al bebé en el vientre.

La especialista refirió que en Estados Unidos, Bélgica, Brasil, Israel, Chile, Panamá y Perú, ya se vacunan a las personas embarazadas.

Argumentó que se incorporó a este sector dentro del plan nacional de vacunación contra Covid-19, debido a que “vimos un pico en las muertes maternas al cierre del año pasado y al inicio de este”.

Precisó que en 2020 se registraron un total de 934 muertes maternas, de las cuales 205 fueron casos confirmados de Covid-19. Indicó que en lo que va del 2021 ya se han registrado 131 casos confirmados.

Resaltó que aquellas mujeres de 18 años o más que cursen con un embarazo de por lo menos 9 semanas o más, en todo el país, deberán registrarse en la plataforma https://mivacuna. salud. gob.mx/index. php. Adelantó que dentro de cuatro días podría comenzar la vacunación a este sector.

Cuestionada acerca de los requisitos que se pedirán, Karla Berdichevsky dijo que no se requerirá una prueba de embarazo, ultrasonido o constancia médica, más que el dicho de la mujer de estar embarazada. Hizo un llamado para que no se registren mujeres que no están embarazadas, ya que esto le resta oportunidad a una que sí lo está.

La especialista dijo que las féminas embarazadas entre 20 y 49 años de edad, con infección de SarsCoV-2, tienen un riesgo de muerte de 3 a 4 veces mayor en comparación con las que no están encinta.

La funcionaria de la Secretaría de Salud federal apuntó que el riesgo de complicaciones y muerte aumenta significativamente con la edad de la mujer, presencia de comorbilidades, especialmente entre el segundo y tercer trimestre del embarazo y en el puerperio. Y por lo tanto, de presentar formas graves de Covid-19, las mujeres pueden requerir cuidados intensivos, con el riesgo de fallecimiento doble, de la madre y el producto.

Cuestionada acerca de por qué hasta ahora se decidió incluir a este sector, Berdichevsky Feldman respondió que era necesario esperar los procesos de análisis fino de fase 3 las vacunas que no incluyeron a las persona embarazadas, además de que a la fecha ya existen una serie de datos que permiten tomar esta decisión. “(La vacunación) no representa un riesgo adicional”, resaltó.

Finalmente, la médica especialista dijo que una vez registradas, las personas embarazadas deberán esperar a que las autoridades de su estado y municipio les indiquen la fecha, hora y sitio al que deberán de acudir a recibir el biológico. Mencionó que además de vigilar su estado de salud dentro de los 30 días posteriores a la inmunización, las mujeres deberán de avisar en su consulta prenatal sobre su vacunación. Se puso a disposición la línea materna: 800-6283-762 para dudas y orientación. Se estima que en nuestro país hay alrededor de 2 millones de mujeres embarazadas.

jorge.monroy@eleconomista.mx

rrg