Tras darse a conocer la encuesta de salida Mitofsky, Jaime Rodríguez, “El Bronco”, quien obtuvo 5% de los votos totales, admitió su derrota y pidió al candidato Andrés Manuel López Obrador, quien va a la cabeza con 49%, que cumpla sus promesas.

“Las tendencias favorecen a AMLO a quienes damos una gran felicitación. Espero que haga todo el esfuerzo por sacar al país adelante y cumpla sus promesas. De nuestra parte, tendrá la colaboración del estado de Nuevo León”, declaró en conferencia de prensa.

Resaltó que fue el pueblo mexicano quien decidió y aunque “prefirieron seguir con la pata en el pescuezo, respeto su decisión y por mi parte seguiré impulsando al estado y México para que tenga mejores condiciones”.

Asimismo, agradeció a todos los que brindaron su apoyo, a su familia y equipo de colaboradores quienes creyeron en él en todo momento.

A pesar de que no son los resultados esperados, El Bronco afirmó sentirse satisfecho con lo que logró, ya que hizo mucho con una campaña austera y con el apoyo de la estructura cibernética, la cual comprobó funciona para lograr cambios en el país.

Esto, resaltó, fue una experiencia extraordinaria que le ayudará a seguir mejorando, porque aunque tuvo una propuesta que no le gustó a los mexicanos, logró que México fuera más reconocido, sobre todo porque es el primer candidato y gobernador independiente de México y eso “me motiva para enaltecer las opciones de los mexicanos”.

Sus proyectos

El candidato independiente indicó que volverá a trabajar desde las 8:00 horas del lunes y la primera acción que realizará es recuperar la confianza de los ciudadanos a través de trabajo, esfuerzo y no haciendo cosas sólo por complacencia. El objetivo es lograr que el estado se convierta en ejemplo para todo el país.

 “A partir de mañana trabajaremos duro por Nuevo León. Tengo un compromiso que cumplir como gobernador y le dedicaré el tiempo completo a la actividad del gobierno”, dijo.

Entre los primeros proyectos que retomará son recomponer el equipo de trabajo, impulsar el metro que está pendiente por la falta de recursos y trabajar en la incineración de la basura de forma más moderna para generar más energía sin contaminar. “Con eso Nuevo León va a ser de nuevo ejemplo en todo el país”.

Sin embargo, no quitará el ojo a Andrés Manuel ante sus promesas,  su forma de actuar en los próximos seis meses y mostrándole su apoyo, aunque no esté de acuerdo con algunas de sus propuestas. Lo que más le interesa es que saque al país adelante, defienda los intereses de los ciudadanos y los de su estado.

“Le ayudaré en lo que pueda para sacar adelante a México, pero sin ser un gobernador palero o sumiso, sino uno que defienda los intereses de Nuevo León porque nosotros aportamos mucho a la federación y no nos gusta que se regale el dinero. El estado aporta 10% del PIB y no queremos que se tire sin que nosotros nos beneficiemos”.

A la par, tendrá un adecuado trabajo de coordinación y comunicación con el equipo del nuevo presidente, y también buscará proponerle algunas estrategias como la pena de muerte, modificación a la ley fiscal y el reparto más equitativo a los estados y municipios porque adolecen de lo que la federación exagera.

A la par, espera que el ganador cumpla con la parte quitar dinero a los partidos públicos, para regresar el dinero a los mexicanos.