En ocasión del centenario de la Escuela Médico Militar, el presidente Enrique Peña Nieto hizo un reconocimiento a los integrantes de las fuerzas armadas por formar parte de una institución de instituciones .

Para los mexicanos y para él, afirmó, es motivo de orgullo’’ contar con soldados y marinos que arriesgan a diario su vida por defender y servir al país.

México, invariablemente, guarda para con cada uno de los integrantes de nuestras fuerzas armadas gratitud y reconocimiento a ésta, la institución de instituciones , dijo el titular del Ejecutivo federal desde el centro militar de ciencias de la salud.

Como presidente de la República y comandante supremo de las Fuerzas Armadas, comentó, sin duda, día a día se acrecienta en mi fuero interno mi reconocimiento a la labor incansable que realizan soldados y marinos para defender a México, para servir a México y entregarse a las mejores causas de México, poniendo adelante lo mejor que tienen, incluso a costa de su propia vida.

Es para los mexicanos y para su presidente (motivo de orgullo) saber que México cuenta con Fuerzas Armadas, la institución de instituciones, y con miembros que dan lo mejor de sí todos los días, entregándose en cuerpo y alma, entregándose con lealtad, con compromiso, con honor y con patriotismo a servir a México .

Peña Nieto declaró formalmente inaugurado el inicio de los festejos conmemorativos del centenario de la Escuela Médico Militar, y posteriormente inauguró la Escuela Militar de Enfermeras.

Durante el segundo evento realizado dentro del mismo complejo de instalaciones militares, refrendó que hoy día el Ejército ha ganado fuerza, presencia y el cariño de los mexicanos , y que se ha fortalecido a través de las diferentes instituciones que lo integran, entre otras su creciente industria militar y sus modernos planteles educativos.

El ejército mexicano es una institución de instituciones. Por su prestigio y renombre, la Escuela Médico Militar y la Escuela Militar de Enfermeras ocupan un lugar emblemático entre ellas , estableció, mientras las enfermeras y soldados que ocupaban la explanada le escuchaban bajo la lluvia.

Personalmente, finalizó, ha sido testigo de la gran atención que han brindado a él y a su familia los médicos y enfermeras militares.

rramos@eleconomista.com.mx