El presidente Felipe Calderón envió al Senado la iniciativa que crea la Ley de Vertimientos en las Zonas Marinas Mexicanas, que refuerzan las facultades de la Secretaría de Marina (Semar) para prevenir y combatir la contaminación en los mares y costas nacionales.

Según el proyecto, que recibió este día la Cámara de Senadores, busca cumplir con los estándares internacionales en materia de medio ambiente, y con los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012.

El propósito es controlar y prevenir la contaminación o alteración del mar por vertimientos en las zonas marítimas mexicanas, y la aplicación e interpretación de esta nueva ley estará a cargo de la Semar.

Incluso, se faculta a la dependencia como medidas preventivas o de seguridad, a destruir o hundir el buque o aeronave, incluyendo sus pertrechos que no acaten esta ley, para ocasionar el menor daño posible a lo ecosistemas por el vertimiento de desechos u otras materias para lo cual formulará el acta correspondiente.

Así, podrá otorgar y cancelar los permisos de vertimientos y vigilar el cumplimiento de la ley, además de suspender cualquier vertimiento deliberado de desechos o materias.

También podrá realizar visitas de verificación y vigilancia, imponer sanciones, fijar la cantidad que se deberá cubrir para garantizar la reparación de daños o implementar acciones legales en la materia.

Para otorgar un permiso de vertimiento, la Semar evaluará el origen, circunstancias y efectos del mismo y el peligro que puede representar para la salud humana o el medio ambiente, así como el método, frecuencia y fecha que se realizará.

Sin embargo, el permiso no se otorgará cuando la Secretaría de Marina advierta que existen posibilidades de reutilización, reciclaje o tratamiento de los residuos que no impliquen riesgos para al salud humana o daños al ambiente mayores a los que implicaría el vertimiento.

Los permisos serán intransferibles y serán sancionados quien los transfiera y pretenda hacer uso de ellos la Semar podrá visitar o introducirse en cualquier obra, buque, plataforma, artefacto naval o aeronave donde se presuma la existencia de desechos que vayan a ser vertidos.

mac