El secretario de Seguridad federal, Alfonso Durazo Montaño, dijo conocer que su homólogo de la Ciudad de México, Omar García Harfuch atribuyó él mismo al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) la autoría de su atentado. Sin embargo, mencionó que esa aseveración del funcionario se toma como una hipótesis, no como un hecho.

“No se puede descartar ninguna (hipótesis), pero en esto momento no se puede comprometer ninguna”, afirmó.

En conferencia de prensa desde Morelia, Michoacán, Durazo Montaño descartó que el ataque perpetrado por la mañana en las Lomas de Chapultepec de la Ciudad de México se debió a una filtración sobre la ruta que seguiría el convoy del secretario Omar García Harfuch. “Este atentado lo consolidaremos conforme avancen las investigaciones”, expresó.

“Todo acto de violación a la ley es un reto al Estado de derecho, y como tal estamos obligados a asumirlo”, añadió.

Durazo confirmó que la Fiscalía General de la República coadyuvará en las investigaciones de este hecho.

Indicó que el gobierno federal está dando seguimiento a los grupos del crimen organizado, en particular aquellos más beligerantes, por lo que es constante, dijo, que haya amenazas contra funcionarios.

Indicó que el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) “tiene interés” en ocupar plazas del país, por lo que “no sería extraño que tejiera alianzas para tener presencia en la Ciudad de México”.

Durazo reconoció que el ataque contra García Harfuch mostró a un grupo con alto poder de fuego, lo cual quedó evidenciado en videos de cámaras del C5 de la Ciudad de México. Incluso, Durazo reveló tener en su poder un par de videos más que muestran a “una organización criminal consolidada”, aunque insistió en no poder atribuirle al CJNG el ataque contra García Harfuch.

Confirma amenazas

Sin precisar fechas, nombres ni adscripciones, el secretario de Seguridad federal, Alfonso Durazo Montaño, confirmó que hace una semana funcionarios de seguridad recibieron amenazas, incluido el secretario de Seguridad de la Ciudad de México, Omar García Harfuch.

Durazo Montaño hizo un recuento de cómo ocurrió el ataque contra García Harfuch.

Indicó que su homólogo capitalino sí recibió amenazas en su contra, como también otros funcionarios. Aseveró que se hizo la evaluación del nivel de amenaza, y en algunos casos se reforzó su seguridad.

“Estamos dando seguimiento a los grupos delincuenciales, y es frecuente que existan este tipo de amenazas, y efectivamente hace una semana se registró una eventual amenaza a algunos funcionarios de seguridad pública”, mencionó.

Sin embargo, Durazo dijo no poder asegurar que el ataque contra el secretario de Seguridad de la CDMX se debió a dichas amenazas.

Planteó que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) realizó todos los análisis de riesgo sobre cada amenaza, y “se reforzó la seguridad de algún funcionario”, del cual no proporcionó su nombre; manifestó que “se toman las precauciones del caso, y se da seguimiento a la veracidad para reforzar o modificar la estrategia”.

Garantizó que a partir de dichas amenazas “todos los vinculados a las tareas de seguridad están debidamente custodiados”.

Cuestionado sobre si se reforzará la seguridad del presidente Andrés Manuel López Obrador, Alfonso Durazo dijo que “se avalúan los riesgos de cualquier funcionario, y el Presidente ha tomado la decisión de una modalidad sin seguridad, pero desde el ámbito de nuestra competencia estamos tratando de estar atentos de sus giras”.

[email protected]