En un nuevo intento de la mayoría en la Cámara de Diputados por modificar la Ley General de Salud para disponer de 33,000 millones de pesos del Fondo de Salud para el Bienestar, la oposición rompió el quórum durante la discusión de la iniciativa en lo general, por lo que el asunto impulsado por Morena se retomaría este miércoles.

Cabe recordar que desde la discusión para la extinción de 109 fideicomisos, la mayoría en la Cámara Baja planteó disponer de los recursos del fondo, lo que causó inconformidad en los partidos opositores y la propuesta tuvo que ser retirada; sin embargo, a través del diputado morenista Iván Pérez Negrón, el asunto para reformar la Ley General de Salud y disponer de los recursos se enlistó en la Gaceta Parlamentaria.

Para fundamentar el dictamen, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, el diputado de Morena, Erasmo González, sostuvo que la modificación a la Ley General de Salud tiene como objetivo garantizar recursos para atender las enfermedades que provocan gastos catastróficos y brindar recursos para la atención de la emergencia sanitaria por Covid-19.

Para defender la iniciativa, su compañero de bancada Pérez Negrón argumentó que desde 2012 a la fecha se observa que en promedio anualmente se ingresan 16,000 millones de pesos al fondo, de los cuales 87% provienen del presupuesto federal.

Puntualizó que al año se gastan sólo 11,000 millones de pesos, por lo que los ingresos anuales pueden cubrir los egresos y queda un remanente aproximado de 5,000 millones.

“Mentira que se extingue el fideicomiso; al usar este fondo no se desprotege a la población sin seguridad social, al contrario, al no usarlo se pone en riesgo a las y los mexicanos frente al Covid-19”, dijo.

De acuerdo con el dictamen aprobado por la comisión, se propone adicionar un párrafo segundo al artículo 77 bis de la norma para establecer que cuando el fondo acumule recursos en un monto superior a dos veces la suma aprobada en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, el remanente podrá destinarse a acciones en materia de salud a través del reintegro de recursos a la Tesorería de la Federación.

“El Instituto de Salud para el Bienestar instruirá a la institución fiduciaria del Fondo de Salud para el Bienestar para que, a más tardar el 1 de abril de 2021, concentre en la Tesorería de la Federación la cantidad de hasta 33,000 millones de pesos del patrimonio de ese fideicomiso”, señala el documento.

La oposición enfatizó que la propuesta abre la posibilidad de que los remanentes no sean destinados al sector salud y puedan ejercerse con otros fines, lo que deja en indefensión a las y los beneficiarios del fondo, y pese a estar presentes decidieron no emitir su voto, por lo que no se contó con el quórum suficiente y la sesión se levantó.

marisol.velazquez@eleconomista.mx