En sesión privada este jueves, el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) prolongó al 30 de abril del 2021 el plazo para que e la Cámara de Diputados apruebe la regulación del uso de la mariguana para uso medicinal y recreativo.

La Secretaría de Acuerdos de la SCJN envió un oficio a la presidenta de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri, para informarle que hoy se llevó a cabo una sesión privada del pleno de la Suprema Corte en la que por unanimidad de los 11 ministros se aprobó la ampliación del plazo establecido en el artículo 107 constitucional, fracción III, párrafo tercero.

De esa forma, el Congreso de la Unión tendrá de plazo entre el 1 de febrero y el 30 de abril del 2021 para aprobar la ley sobre la regulación de la mariguana para el uso medicinal y recreativo. Inicialmente el plazo era el 29 de octubre del 2019.

El Senado de la República ya aprobó el pasado 19 de noviembre el dictamen que crea la Ley Federal para la Regulación del Cannabis, misma que permite la despenalización de la mariguana para el uso medicinal y recreativo.

La nueva ley fue aprobada con 82 votos en favor, 18 en contra y siete abstenciones, y regulará el cultivo, la producción, distribución, venta y consumo de la mariguana con fines medicinales y lúdicos. Esta norma aún debe ser revisada y eventualmente aprobada por la Cámara de Diputados.

Con esta aprobación, el Senado dio cumplimiento a una sentencia emitida por la SCJN que obligaba al Congreso a legislar en la materia, después de que el máximo órgano judicial consideró que la prohibición del uso de la mariguana transgrede el derecho al libre desarrollo de la personalidad.

De acuerdo con el dictamen aprobado por el Senado, la rectoría sobre la cadena productiva del cannabis y sus derivados, y su consumo, estará a cargo de la Secretaría de Salud a través del Instituto Mexicano para la Regulación y Control del Cannabis. Dicho órgano desconcentrado contará con una Dirección General, cuya persona titular será nombrada y removida libremente por el titular de la Secretaría de Salud.

Queda permitido a personas mayores de edad consumir cannabis psicoactivo, siempre que no se realice frente a alguna persona menor de 18 años o cualquier otra imposibilitada para manifestar expresamente su consentimiento libre e informado y que pudiera resultar expuesta al impacto nocivo del humo de segunda mano; así como realizarlo únicamente en su vivienda.

Además, para el autoconsumo se limita a la cantidad de seis plantas de cannabis psicoactivo, así como el producto de la cosecha de la plantación por persona, las cuales deberán permanecer en la vivienda o casa habitación de quien la consume. En caso de que en el domicilio viva más de una persona consumidora mayor de edad, el monto de plantas de cannabis de efecto psicoactivo y el producto de la cosecha de la plantación no podrá exceder de ocho.

La venta del cannabis psicoactivo y sus derivados estará permitida para uso adulto sólo dentro del territorio y se delimitará a los establecimientos autorizados por el Instituto, quienes deberán obtener una licencia expedida por éste y cumplir los requisitos que esta Ley y la demás normatividad aplicable establezca.

La siembra, cultivo o cosecha de plantas de marihuana no será punible cuando estas actividades se lleven a cabo con fines médicos y científicos. Asimismo, se elimina el cáñamo de la lista de sustancias psicoactivas.

jorge.monroy@eleconomista.mx

kg