Los servicios de inteligencia para desactivar y alertar sobre posibles conflictos de seguridad, sociales, políticos y económicos costarán en el 2014 alrededor de 2,924 millones 128,735 pesos, de los cuales, la mayoría será para pagar los salarios de los agentes del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

De acuerdo con el extitular del Cisen, Guillermo Valdés, los trabajos en el órgano de inteligencia sobre seguridad nacional son procesar imágenes, audio y video para identificar y dimensionar el daño potencial a los componentes constitutivos de la seguridad nacional (Estado, territorio, población, orden constitucional, instituciones democráticas, etcétera) y, en segundo lugar, alertar a las dependencias del gobierno federal con información adecuada en tiempo y forma para actuar con oportunidad .

A decir del ex funcionario, en su escrito La inteligencia para la seguridad nacional en el siglo XXI , los productos de inteligencia que tiene que elaborar el Cisen con mayor ahínco son para identificar grupos subversivos; control de exportaciones e importaciones de materiales de uso dual con los cuales pudieran fabricarse armas de destrucción masiva; la situación de las completas fronteras norte y sur; los reacomodos geoestratégicos en América Latina; la presencia de organizaciones criminales y terroristas en nuestro continente; los impactos de la crisis económica, y la expansión de la economía informal y sus crecientes vínculos con la economía criminal.

Son amenazas o riesgos terriblemente complejos que requieren de inteligencia cada vez más sofisticada , aseguró.

En ese marco, dentro del presupuesto para la Secretaría de Gobernación, se destinarán 2,924 millones 128,735 pesos para los Servicios de inteligencia para la Seguridad Nacional, de los cuales 1,913 millones 3,355 serán para el pago de nómina de los agentes de investigación, y el resto (937 millones 60,921 pesos) para el gasto operativo.

Como un comparativo que representa el gasto, el Programa Nacional del Delito de la Secretaría de Gobernación tiene un presupuesto casi similar con 2,595 millones de pesos.

jorge.monroy@eleconomista.mx