El candidato de la alianza PRD, PT y Convergencia, Gregorio Sánchez, fue detenido por la Procuraduría General de la República. La acusación contra el abanderado es lavado de dinero, delincuencia organizada y delitos contra la salud, en su modalidad de fomento.

En la noche de este martes se dio a conocer que las autoridades federales lo detuvieron en el aeropuerto de Cancún, en la terminal de vuelos privados para posteriormente trasladarlo a la Ciudad de México.

Gregorio Sánchez regresaba a Cancún después de haber ofrecido (en el Distrito Federal) una conferencia de prensa, junto con el líder nacional, Jesús Ortega, en la cual denunció persecución en su contra, al grado de haber recibido llamadas telefónicas en su casa, celular y cartas, en las cuales le advierten que en caso de seguir en la campaña lo matarán.

El dirigente nacional y el abanderado (a tarde de ayer) solicitaron a las autoridades locales y federales protección para su abanderado, ya que en una ocasión balearon la camioneta en la que viajaba y en una más, una persona, con una pistola .9 milímetros, intentó acercarse al candidato.

Gregorio Sánchez mencionó que ya solicitó apoyo al Instituto Electoral estatal, a fin de que se brinde seguridad, sin embargo, no ha habido una respuesta positiva.

Jesús Ortega, dirigente nacional, aseguró que los eventos forman parte de una campaña sucia en contra de su abanderado, a quien lo pretenden vincular con actos ilícitos.

Reprochó a las autoridades federales que haya una persecución contra Gregorio Sánchez, sobre todo porque antes de iniciar las campañas entregaron a la PGR los listados de candidatos, con la finalidad de que revisara si alguno tenía acusaciones por presuntos vínculos con el crimen organizado. La autoridad no emitió una respuesta positiva.

apr