La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por su sigla en inglés) señaló que uno de los principales legados que dejará el actual gobierno federal es la falta de respuestas sobre los miles de casos de desapariciones en México.

“Está muy claro que uno de los mayores legados de la administración de (Enrique) Peña Nieto será la falta de respuestas para millones de familias que buscan incansablemente a sus seres queridos desaparecidos”, dijo Ximena Suárez Enríquez, subdirectora para México de WOLA.

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de Víctimas de Desaparición Forzada, la organización internacional refirió que, pese a que en la actual administración federal se aprobó la Ley General de Desapariciones, la implementación de la norma no ha sido una prioridad.

“Uno de los aspectos más importantes de la ley fue la creación de una Comisión Nacional de Búsqueda, encargada de dirigir los esfuerzos de búsqueda de personas desaparecidas; sin embargo, con solamente 20 empleados en oficinas mal equipadas, la comisión carece de personal y fondos suficientes”, precisó la ONG.

La subdirectora de la organización aseveró, mediante una nota de prensa, que el gobierno federal debe pasar a la proactividad en la búsqueda de personas desaparecidas que suman, desde el 2007 hasta la actualidad, unas 37,000.

“Ya es hora de priorizar la justicia para las decenas de miles de víctimas desaparecidas y sus familias (...) El gobierno de México debe tomar medidas audaces para garantizar que la Ley General de Desapariciones se implemente rápidamente y completamente y eso incluye buscar de forma proactiva asistencia técnica y supervisión internacional”, indicó Suárez.

A su vez, WOLA se pronunció en específico sobre el caso de los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa y sobre el cual criticó la posición del presidente Peña Nieto dada a conocer recientemente mediante un video en el que afirma que los estudiantes fueron incinerados, de acuerdo con la llamada verdad histórica, dada a conocer por el entonces procurador de la República, Jesús Murillo Karam.

Por otra parte, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), que participó en la investigación de la desaparición de los normalistas, indicó que no hay evidencia de lo asegurado en la investigación oficial.

“EAAF expresa respetuosamente que en 18 meses de recolección y examen multidisciplinario de la evidencia física proveniente del Basurero de Cocula no se encontraron elementos científicos objetivos que sustenten la incineración de 43 cuerpos en la noche del 26 al 27 de septiembre del 2014 en ese lugar”, aseveró.

El equipo especial se pronunció porque las investigaciones se amplíen.

Preocupa a Colectivos que ejército siga en las calles

En el Día Internacional de Víctimas de Desaparición Forzada, 55 colectivos de 18 estados del país —donde ha ocurrido el mayor número de desapariciones— manifestaron su preocupación por la decisión del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, a tres meses que asuma su mandato, de mantener a las tropas de la Sedena y la Semar en las calles.

Después de realizar movilizaciones en 18 entidades, el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México comunicó que es desalentador el diagnóstico realizado en los foros para la pacificación del país.

“Decimos de antemano que, como comunicaron recientemente compañeros del colectivo #SeguridadSinGuerra, nos preocupa que el nuevo gobierno contemple al Ejército y a la Marina como fuerzas de seguridad pública y no planteando la desmilitarización del país y retiro de las fuerzas armadas, ni mucho menos el fortalecimiento real y efectivo de las policías”, expuso.