México es uno de los 30 países con mayor impacto económico por violencia, según el Índice de Paz México, elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP).

Al presentar el documento en la Ciudad de México, Patricia de Obeso, representante del Instituto, explicó que se toman en cuenta impactos directos e indirectos para medir la repercusión financiera de la violencia.

El equipo de investigadores estimó que el impacto económico que implicó contener y manejar las consecuencias de los niveles de violencia de México en el 2015 le costó a la economía nacional 2.12 billones de pesos, es decir, 17,525 pesos por persona.

Esto equivale a 13% del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano y corresponde a casi dos meses de salario de un trabajador mexicano promedio.

Desde el 2007, el instituto con sede en Sydney, Australia, elabora anualmente un índice global sobre la construcción de paz.

Este mecanismo contempló para la edición del 2016 a 163 países y empleó 23 indicadores de conflicto interno-externo, seguridad ciudadana y militarización.

Desde hace cuatro años, el IEP ofrece también una evaluación integral sobre México, que detalla el nivel de paz en cada uno de los 32 estados de la República.

México ocupó el lugar 140 del Índice de Paz Global 2016, en donde el uno es el mejor calificado y el 163 el peor. Si bien, en la edición pasada de esta herramienta el país se colocó en el sitio 144; Patricia de Obeso explicó que ello se debe a aspectos técnicos y al comportamiento de otras naciones, ya que el progreso anual se estancó.

De acuerdo con el reporte sobre el país, en el 2015 la tasa de delitos con violencia y la de crímenes de la delincuencia organizada disminuyeron 8 y 10%, respectivamente.

Sin embargo, esto se contrarrestó con un aumento de 6% en la tasa de homicidio, aunado al incremento de la tasa de delitos cometidos con arma de fuego y presos sin condena.

Patricia de Obeso explicó que el aumento en los índices de desplazados y las más de 33,000 muertes a causa del crimen colocan a México en niveles de violencia que se registran en naciones como Siria, Irak y Afganistán.

Ello, dijo, se debe al incremento en la militarización y el alto costo adyacente.

México, comparado con el resto del mundo, invierte muchísimo más en militarización; en segunda instancia, al igual que en Siria, aquí nos ha afectado muchísimo la taza de desplazados.

Cuando vemos la tasa de muertes por el conflicto interno, que en nuestro caso es el crimen organizado, se ha contabilizado en el último año 33,000 muertes, a niveles de Irak y Afganistán , advirtió.

Según la coordinadora del IEP en México, para alcanzar mejores niveles de paz, es necesario enfrentar dos problemas fundamentales: la administración de la justicia y la corrupción.

El think tank reconoció que México ha invertido para mejorar la situación, por ejemplo, en la policía y en el Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP).

Impunidad en homicidios, al alza

Desde el 2007, hay una tendencia creciente de impunidad en homicidios, revela el Instituto para la Economía y la Paz (IEP), a través del Índice de Paz México 2016 (IPM).

En una evaluación integral sobre el nivel de paz en cada uno de los 32 estados de la República durante los últimos 13 años, el centro de investigación independiente con sede en Australia detecta que hace ocho años había cuatro condenas por cada cinco casos de homicidio, pero hacia el 2013 sólo había una condena por cada cinco casos.

Esto, aunado al aumento de presos sin condena, revela la saturación del sistema judicial, como también lo indican las estadísticas de sobrepoblación en las cárceles , se lee en los resultados del IPM 2016.

Los cinco estados con mayores avances en sus niveles de paz en los últimos cinco años son Nayarit, Durango, Nuevo León, Chihuahua y Baja California. En el 2011, estas entidades se encontraban entre los siete estados menos pacíficos.

Sin embargo, el reporte destaca la necesidad de mejorar la confiabilidad de los datos oficiales en México. Existen por lo menos tres factores que cuestionan las estadísticas oficiales de la delincuencia: 93% de algunos delitos no se denuncia; hay una discrepancia de 20% en 11 estados, entre las víctimas de homicidio registradas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y las registradas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) basadas en actas de defunción.

Además, las cifras no incluyen a 26,000 personas reportadas como desaparecidas desde el 2007 por el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED), un número que el IEP considera conservador.

Para ilustrar este reto, el IEP expone el caso de Veracruz, el cual es el estado con la mayor discrepancia entre víctimas de homicidio registradas por el SESNSP y el Inegi. La primer dependencia mencionada sólo registró 63% de los homicidios registrados por el Instituto Nacional de Estadística en el 2014; además, 80% de los veracruzanos dice sentirse inseguro, según la encuesta de victimización de esta institución.

Aunado a lo anterior, el centro internacional de investigación destaca que el año pasado, aproximadamente 90% de las extorsiones y 83% de las violaciones en México no se denunciaron ante las autoridades.

undefined

[email protected]