Entre el 2006 y hasta el pasado 19 de abril, México exportó 111,137 armas de manufactura nacional a países de Latinoamérica, Europa, Oceanía y América del Norte.

Dos empresas mexicanas únicamente son las que han exportado dicha cantidad de armas a un total de 16 países en los últimos 13 años.

Entre las naciones a las que se han enviado armas mexicanas, la mayoría se encuentra en Centroamérica: Guatemala, Costa Rica, Panamá, El Salvador, Honduras y Nicaragua. De América Latina se han exportado armas a Chile, Paraguay, Argentina, Ecuador y Uruguay.

Cabe mencionar que en América Central, países como Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, así como México, presentan altos niveles de violencia con armas.

Por ejemplo, en Guatemala, según estimaciones de instituciones gubernamentales de aquel país, ocho de cada 10 asesinatos se cometen con armas.

Otros países con registros de armamento hecho en México son Canadá, Estados Unidos, Oceanía, Nueva Zelanda, en tanto que en Europa los países a los que las armas de manufactura nacional han llegado son Suiza y Alemania, de acuerdo con datos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), divulgados vía transparencia a un peticionario.

Para la venta a otros países de las más de 111,000 armas en el periodo de tiempo ya mencionado, la Sedena ha otorgado unos 85 permisos de exportación.

Estos permisos han sido otorgados a las empresas Productos Mendoza SA de CV e Industrias Trejo de Zacatlán SA de CV (Armas Trejo), organizaciones con una larga trayectoria en cuanto a la producción de armamento en México, que cuentan con desarrollos propios de modelos de armas.

Por años destacan el 2006 y el 2007. En el primero de estos años se exportaron 30,004 armas, mientras que en el 2007 fueron 30,030. Es decir, en estos años se registró la exportación de 54% del total de armas exportadas entre el 2006 y abril pasado.

Estas armas fueron vendidas por la empresa Productos Mendoza a través de cuatro permisos de exportación otorgados por la Sedena para enviar las armas a Estados Unidos, El Salvador y Ecuador.

Para el 2008, el número de armas exportadas se redujo considerablemente, a un total de 10,746. A partir de dicho año, el armamento de manufactura nacional registró un declive de manera importante.

Fue en el 2015 cuando el número de armas mexicanas exportadas alcanzó los niveles del 2008, con un total de 10,600. Los países a los que se exportó el armamento fueron Nicaragua, El Salvador, Canadá y Estados Unidos y fueron producidas tanto por Productos Mendoza como Armas Trejo a través de cuatro permisos.

Según el Instituto Internacional de Investigación de Paz de Estocolmo (SIPRI, por su sigla en inglés), para el 2018 los principales exportadores de armas en el mundo fueron Estados Unidos, Francia, Rusia, Alemania y China, que agruparon dos terceras partes de las exportaciones mundiales.

Permisos, en manos del Ejecutivo

El presidente, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Secretaría de Gobernación (Segob) son las instancias encargadas de autorizar los permisos de producción, importación y exportación de armas por parte de privados en México.

De acuerdo con la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, en su artículo 37 se precisa que es facultad exclusiva del presidente de la República “autorizar el establecimiento de fábricas y comercios de armas”.

En tanto que es la Sedena la encargada de vigilar y controlar las actividades y operaciones industriales de armas, además de aprobar los permisos para dichas actividades de los cuales tendrá conocimiento la Segob.

La Sedena puede otorgar tres tipos de permisos: generales, ordinarios y extraordinarios: el primero se otorga por un año a aquellos privados que se dedican de manera permanente a la producción de armamento y puede ser renovado.

Los ordinarios aplican para realizar operaciones mercantiles en México o en el extranjero, mientras que los extraordinarios aplican para quienes de manera eventual quieran comercializar armamento.