En los últimos cinco años, los ataques contra defensores ambientales en México muestran una tendencia a la alza, al pasar de 10 al inicio de la década, a 87 en el 2014 y 109 si se suman los incidentes ocurridos durante el primer semestre del año, reportó el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda).

De acuerdo con el Segundo informe anual sobre ataques a personas defensoras ambientales , Sonora, Oaxaca y el Estado de México son las entidades con el mayor número de casos.

El número de ataques a defensores ambientales registrados en el periodo de mayo del 2014 a junio del 2015 fue de 109 casos en total. De esta cifra, 49 casos sucedieron del 1 de mayo a diciembre del 2014 y 60 en los primeros seis meses del 2015, es decir del 1 de enero al 31 de julio.

El registro que ha llevado el Cemda desde el 2010 revela que esta problemática es una tendencia creciente, toda vez que en el 2010 se registraron 10 ataques; en el 2011 hubo 16; en el 2012, 23 agresiones; para el 2013 se contabilizaron 53 y durante el 2014 el registro aumentó a 87 casos.

El estado con mayor número de casos es Sonora, con 16 agresiones; le sigue Oaxaca, con 13 casos, y el Edomex, con 12. En cuarto lugar se ubica Guerrero, con nueve casos; seguido por Chiapas, Chihuahua, Colima y Puebla, con ocho casos; el DF, con seis, y Morelos, con cinco casos.

Veracruz es la entidad siguiente en la lista, con cuatro casos; Sinaloa, con tres; Michoacán, dos; así como Baja California Sur, Durango, Jalisco, Nayarit, Nuevo León, Yucatán y Tlaxcala, con un incidente.

En lo que se refiere a las víctimas, los datos recabados refieren que, de los 109 ataques registrados, 130 personas fueron objeto de un tipo de agresión.

Asimismo, Cemda registró 21 incidentes dirigidos a la comunidad y 17 casos contra organizaciones no gubernamentales. Las personas defensoras víctimas de un ataque son principalmente líderes comunitarios y de grupos que manifestaron en diversos momentos su oposición a megaproyectos.